abril 15, 2024
Publicidad
febrero 16, 2016 | 125 vistas

José Inés Figueroa Vitela

El lunes de la semana pasada el Consejo General del Instituto Nacional Electoral emitió un acuerdo que podría alterar la lista de perfilados candidatos a alcaldes y diputados locales de los principales partidos políticos del Estado.

La sentencia establece, a lo largo de 27 cuartillas, los criterios para garantizar la “paridad de género plena” en la –nominación de candidatos a alcaldes y diputados en los 13 estados que este año eligen.

Algo de lo que ya había tomado previsiones la legislación local –y el PRI al menos había anunciado como decisión tomada– es que frente a números impares –43 municipios– domine la nominación de mujeres, para quedar el 22-21.

Donde pueden darse los reacomodos es cuando establece que a las mujeres no debe mandarse a las “plazas perdidas”, tomando como referencia los resultados de la anterior elección local, mandando hacer tres bloques –de baja, media y alta votación– para asegurarse que hasta en esos estratos vayan en forma paritaria las nominaciones.

Es un criterio de oficina “chilango”, porque hoy de lo que se duelen activistas femeniles es que a las mujeres mayoritariamente se les está mandando a los municipios chicos y hablando de plazas ganadoras y derrotistas es más que evidente el cambio de escenarios de una elección a otra.

Como quiera el INE es ley, ya ejerció su facultad de atracción en esos campos y al PRI le queda el último bloque de diez nominados –léase registros únicos– para ver si alcanza a cubrir los nuevos criterios de la autoridad electoral central.

Los convocados al registro mañana, en efecto, están entre los municipios de más baja población del Estado (Antiguo Morelos, Burgos, Bustamante, Casas, Cruillas, Méndez, Mier, Miquihuana, Nuevo Morelos y Ocampo), pero ya lo dijo el INE, de eso no estamos hablando.

Aunque sí, van, cuatro de los ocho municipios que hace tres años se perdieron y dos más de los que “salieron raspando”.

La larga garra burocrática y onerosa del INE alcanza para poner a trabajar a los órganos locales electorales y a los partidos políticos con acciones que pretenden ser de avanzada democrática pero distan mucho de ejercer la justicia que con grandilocuencia pretenden.

Remitirse a los porcentajes de votación de la elección anterior ya lo dijimos, en los hechos no es referencia en la dinámica política tradicional, pero además, donde más de dos contendientes han jugado en verdadera competencia, lógico, los porcentajes se reparten, los niveles se abaten para cada actor, en muestra de que no hay raceros en esos campos.

Dicho de otra manera, un partido o candidato pudo ganar con menos del 30 por ciento de la votación total o perder con más del 40, cuando los votos se polarizan.

En fin, que con su pan se lo coman.

En la camada de registros de ayer, en el PRI, fueron ocho las mujeres que se apersonaron en los respectivos municipios contra un varón; por ahí empezó la recuperación luego que en el primer paquete de once municipios solo en dos salieron damas y en el segundo, de 8, tres para un global del 15 a 13.

En cuanto a los municipios que ahora son gobernados por la oposición, al corte en cuatro van candidatos varones –incluidos los “mayores” Nuevo Laredo y Matamoros– y en uno mujer –Miguel Alemán–; faltan tres del último paquete.

Por el bando del Verde Ecologista en lo que hace a la coalición sus dos candidatos van en paridad: MAGDALENA PERAZA para Tampico y JUAN DIEGO GUAJARDO para Río Bravo.

El Partido Nueva Alianza es el que no se decide aún si por melón o por sandía en los tres municipios que le tocan, pero deberá complementar la lista tricolor para hacer la paridad global en el amplio frente; si el PRI va a pares, a él le tocará dos mujeres de tres… y son puros “pelaos” los que las andan buscando.

En el PAN en eso de la paridad “a secas” hasta ayer, ahí la llevaban con cinco mujeres y siete hombres registrados para las alcaldías, aunque solo había cobertura de diez municipios –menos de la cuarta parte del total– porque para Reynosa ya iban anotados tres.

La Senadora MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, decían, había “negociado” su aspiración para la gubernatura a cambio del apoyo para nominarla a la alcaldía y si hubiera otro registrado –como en la elección mayor– se entendería fuera de comparsa para facilitarle la promoción… ¿pero tres anotados?.

El ex diputado federal HUMBERTO PRIETO HERRERA obviamente no va a tenderse al paso de la Senadora, de verdad la quiere; y el ex diputado local LEONEL CANTÚ ROBLES tampoco tiene cara de comparsa; aunque sean estrechas sus posibilidades él las juega en serio.

Esos son juegos que solo entre panistas se entienden.

Hasta ayer iban veintiocho los aspirantes registrados ante la Secretaría General del PAN comandada por el diputado ALVARO HUMBERTO BARRIENTOS, asistido por la licenciada CLARA QUIJANO, pero ahí iban además aspirantes a diputados por las dos vías –incluidos PABLO CANTU, BETY COLLADO y MANLIO MURILLO entre los más conocidos– así como regidores.

Para hoy pidieron espacio otros 18 panistas entre quienes van solo cuatro aspirantes a alcaldías: ALMA LAURA AMPARAN de Altamira, ANTONIO LEIJA de Tula, ROXANA GÓMEZ PÉREZ de Río Bravo y SERGIO OSVALDO MONTANTES de Padilla.

En Victoria aunque en su momento se corrieron versiones de que el Senador y precandidato a la gubernatura apellido de rumiante había ofrecido “su apoyo” para la nominación a la alcaldía a cinco personajes “de chile, de dulce y de manteca” –léase del mismo PAN, del PC y hasta del PRI–, hasta ayer solo se había registrado ARTURO SOTO.

El mismo que hace tres años ya había competido y mandó a su partido por primera ocasión hasta la tercera posición luego de haberse mantenido por siempre en el segundo sitio.

En el PAN festinaron, en voz de su dirigente estatal CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, el fallo del Tribunal Electoral de la Federación que reivindicó la precandidatura de CABEZA DE VACA al gobierno del estado como un “manifiesto de la parcialidad con la que el órgano electoral del estado de Tamaulipas sirve en intereses al PRI-Gobierno y conduce su actuar en total parcialidad sobrepasando y atentando contra la democracia en nuestro estado”.

El IETAM debería reclamarle al TRIFE si en verdad fue eso lo que quiso decir con su fallo para en su caso pedir un desagravio de la propia instancia jurisdiccional y del partido mismo.

No es lo mismo que se haga una concesión política –burda por cierto- negando la aplicación de un artículo de la ley electoral del estado que no tiene vuelta de hoja como que “los aspirantes deberán presentar el retiro de su encargo público al momento de registrarse ante sus partidos” y otra muy distinta que se desacredite la actuación de la autoridad local electoral.

“Somos, o no somos”, así de simple.

En Tampico, puerto Jaibo, el alcalde GUSTAVO TORRES SALINAS, al tenor de la celebración semanal de honores a los símbolos patrios, ayer ponderó el valor de estos, de la constitución y las leyes que rigen la vida nacional con sus instituciones.

En la escuela primaria “Luis Donaldo Colosio’’ de la colonia Insurgentes, ante directivos, maestros, padres de familias y alumnos exhortó a estos a valorar el gran regalo que todos los días les entregan sus maestros en el salón de clases: el conocimiento.

Ponderando los símbolos nacionales recordó en este mes se celebra la promulgación de la Constitución Política de 1917 y el Día de la Bandera, el documento central que nos rige y el emblema que nos da identidad patria.

“Constitución y bandera existen porque miles de mujeres y hombres entregaron su pensamiento, sus ideales, su voluntad y hasta su vida para que las nuevas generaciones tuvieran un mejor futuro, lo estamos viviendo hoy, aquí, con un lugar en las aulas y la oportunidad de triunfar”, rubricó.

 

Comentarios