mayo 25, 2024
Publicidad
marzo 19, 2016 | 123 vistas

Un conductor resultó milagrosamente ileso después de perder el control de su auto al tomar una curva a exceso de velocidad para posteriormente pasar por en medio de dos tráileres que venían en sentido contrario.

Los hechos se registraron ayer por la tarde a la altura del kilómetro nueve de la carretera Rumbo Nuevo.

Una vez que tuvieron conocimiento de los hechos, al lugar se trasladaron agentes de Tránsito Local y el perito vial en turno.

Tras escuchar la versión de Guillermo Mijares Lerma, conductor del vehículo marca Toyota tipo Sedán, se determinó que el vehículo Toyota circulaba en sentido de sur a norte por la carretera Rumbo Nuevo.

Al salir de una curva que se encuentra a la altura del kilómetro nueve pierde el control e invade el carril contrario, justo en los momentos en que en los carriles de norte a sur dos tráileres ocupaban ambos carriles de circulación.

Ambas unidades eran una pipa y otro tráiler con un contenedor, a los cuales el carro en descontrol les invade los carriles de circulación de norte a sur y pasa por en medio de ellos.

El contenedor se “abre” para evitar el impacto invadiendo el carril de sur a norte, aun así tiene contacto contra el auto Toyota en la parte lateral posterior del lado del copiloto.

Después de “rebotar” contra el tráiler que transportaba un contenedor, posteriormente el auto se estrella contra una pipa, perdiendo la llanta delantera del lado del conductor.

Tras chocar contra la pipa, la cual era de doble remolque y era manejada por Ricardo Segura Guzmán, originario de Tampico, el vehículo Toyota continúa su trayectoria sin control, empezando a dar vueltas a lo ancho de los cuatro carriles de la carretera para finalmente quedar a una distancia aproximada de cien metros del tráiler.

Cabe señalar que tras el percance el tráiler que transportaba el contenedor continúa su camino sin detenerse en el lugar, no así la pipa doble remolque, la cual sufrió la ponchadura de los dos neumáticos contra los cuales se estrelló el auto Toyota.

Fueron automovilistas que pasaban por el lugar los que se dieron cuenta del aparatoso percance, por lo que enseguida hicieron el llamado a los números de emergencias para reportar el accidente y solicitar la presencia de la autoridad en materia de vialidad.

Aun cuando el conductor del auto Sedán resultó ileso, los daños materiales fueron cuantiosos.

Debido al congestionamiento vehicular ocasionado por este aparatoso percance, en el mismo lugar se registró un segundo choque por alcance entre un vehículo marca Ford tipo Topaz, el cual se estrelló contra otra unidad la cual se dio a la fuga sin reclamar daños

Cabe señalar que una grúa se encargó de transportar los vehículos averiados al corralón municipal.

Comentarios