abril 14, 2024
Publicidad
diciembre 2, 2016 | 385 vistas

Una persona perdió la vida en una explosión registrada en una mina que se ubica en un intrincado lugar adentro de la sierra, partiendo a la altura del kilómetro 12 de la carretera vieja a Tula, del lugar conocido como La Quebradora, a 12 kilómetros hacia dentro por caminos prácticamente intransitables.

De acuerdo con el reporte elaborado por autoridades ministeriales, fue a las 22:06 horas del día de ayer cuando se reportó la explosión en una mina de asbesto ubicada en el Cañón del Novillo.

Al emitirse el reporte de auxilio, en donde daban a conocer que una persona se encontraba herida,  acudieron al lugar elementos de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Protección Civil municipal, y una ambulancia de la Cruz Ámbar con paramédicos a bordo.

Los primeros en llegar y atender el llamado de auxilio fue Protección Civil estatal, al mando del primer oficial Edwiges Izaguirre Zavala, encargado de guardia.

Asimismo, bajo el mando de Izaguirre Zavala acudieron los paramédicos Lamberto Flores y Martín Pastrana.

A bordo de una ambulancia, los paramédicos Miguel  A. Berrones y Yamil López, se trasladaron hasta el lugar del fatídico accidente, el cual se registró en un cañón conocido como Las Latas.

Cruz ámbar, con una unidad al mando del delegado estatal, Jesús Manuel Guerrero González, también acudió hasta el lugar del trágico acontecimiento para tratar de rescatar con vida al lesionado.

Tras valorar a la persona herida, los paramédicos de Protección Civil determinaron que la persona herida ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron aviso a la Unidad General de Investigación en turno.

Posteriormente el occiso fue identificado como David Hernández González, de 51 años de edad y con domicilio en la colonia Tamatán, el cual perdió la vida de manera instantánea en el lugar de los hechos.

Agentes investigadores de la Policía Ministerial lograron establecer que el hoy occiso se encontraba quemando residuos de dinamita en un tambo metálico de 200 litros.

En un momento determinado el hoy occiso se acercó mucho a la lumbre y explotó, ya que traía cartuchos de dinamita en las bolsas del pantalón.

Al lugar de los hechos acudió el agente del Ministerio Público investigador en turno, quien tras dar fe del cuerpo sin vida ordenó su levantamiento y posterior traslado al Servicio Médico Forense para que mediante el dictamen pericial correspondiente se determinen con exactitud las causas reales de su muerte.

 

Comentarios