febrero 23, 2024
Publicidad
diciembre 23, 2016 | 113 vistas

Una persona perdió la vida de manera trágica al estrellarse contra un pino la camioneta en que viajaba de copiloto.

En el percance, además, cuatro personas resultaron lesionadas, entre ellos dos menores de edad.

Alertados del accidente, paramédicos de la Cruz Roja se trasladaron alrededor de las 11:30 horas de ayer hasta el kilómetro 17 de la carretera a Monterrey.

Al llegar a la altura  de la escuela Normal Rural de San José de las Flores, los técnicos en urgencias médicas atendieron a los hermanos Jozmari y Cristian García Tobías, de ocho y dos años de edad, además de su abuela Consuelo Méndez, de 51 años de edad y Juliana Tobías Méndez, de 30 años de edad, todos con domicilio en el ejido Vicente Guerrero del municipio de Hidalgo.

Tras ser valorados, se determinó que los menores fueran trasladados al Hospital Infantil y los adultos al General, mientras que en el lugar quedó sin vida Rodolfo García, de 31 años de edad, a consecuencia de los fuertes golpes que recibió en la cabeza, así como en diferentes partes del cuerpo.

Cabe señalar que al impactarse la camioneta contra un pino, la unidad prácticamente se partió en dos, siendo necesario el uso de las quijadas de la vida para rescatar del interior de la camioneta marca Ford tipo Ranger modelo 1997 a Juliana Tobías Méndez, la cual quedó prensada por largos minutos mientras era rescatada por los paramédicos de la Cruz Roja.

Según se dio a conocer la familia viajaba en sentido de norte a sur a bordo de la camioneta y se desconoce quién la manejaba por el citado tramo carretero y se dirigían a la capital del estado a comprar juguetes para la Navidad.

Fue presuntamente debido al exceso de velocidad por lo que la camioneta abandona la superficie de rodamiento y declina su trayectoria hacia su extrema izquierda estrellándose el costado derecho contra un frondoso pino, quedando la unidad completamente despedazada y en su interior Juliana herida y Rodolfo salió proyectado por el medallón de la camioneta para quedar sin vida al exterior de la unidad sobre un montículo de tierra.

Al confirmarse el deceso de una persona, fue la unidad  de investigación en turno adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado y el agente del Ministerio Público en turno quien se encargó de dar fe del cadáver el cual fue trasladado al Servicio Médico Forense para que le fuera realizada la autopsia de ley.

Comentarios