abril 15, 2024
Publicidad
enero 7, 2017 | 126 vistas

Estados Unidos.- Barack Obama publicó una carta dirigida a los ciudadanos de Estados Unidos donde hace un balance de los ocho años de su mandato.

“A partir de varias mediciones, nuestro país es más fuerte y más próspero que cuando iniciamos, una situación que estoy orgulloso dejar para mi sucesor”, indicó el mandatario.

Obama recordó que el país que heredó tras su triunfo en las elecciones de 2008 se encontraban inmerso en una espiral financiera y económica que amenazaba la industria automotriz, “el latido mismo” de la industria manufacturera, un desempleo superior a 10 por ciento y 180 mil tropas desplegados en Irak y Afganistán.

“Ocho años más tarde, una economía que se estaba reduciendo en más de 8.0 por ciento ahora está creciendo en más de 13 por ciento y las empresas que estaban sangrando puestos de trabajo desencadenaron la racha más larga de la creación de empleo en el registro”, señaló.

Destacó igualmente que seis años después de la aprobación de la Ley Asequible de Salud o Obamacare, 20 millones de estadunidenses adultos y tres millones de niños más tienen acceso ahora acceso a seguros de cobertura de gastos médicos, dando a esta población seguridad financiera y paz mental.

Asimismo, hizo notar que gracias a la inversión en energías renovables, la dependencia de Estados Unidos en importaciones de petróleo se ha reducido en más de la mitad, a la vez que la producción petrolera de energía a partir de fuentes que no provienen de hidrocarburos se ha duplicado.

Obama dijo que contrario a los señalamientos de sus críticos, estas acciones “no ahogaron el crecimiento” económico, apuntando que el mercado de valores casi se ha triplicado, y desde la promulgación de Obamacare, 15 millones de nuevos empleos han sido agregados a la economía.

La tasa de pobreza se redujo de manera considerable en los pasados ocho años, a la vez que el ingreso promedio familiar creció a un ritmo récord mientras se logró reducir el déficit en casi 66 por ciento.

En el frente de seguridad, Obama puso de relieve el hecho de que tras los ataques terroristas de septiembre de 2001, Estados Unidos no ha enfrentado atentados similares, y se logró desmantelar complots, Osama bin Laden fue eliminado y el número de tropas en Irak y Afganistán se redujo a 16 mil.

“Al mismo tiempo, Estados Unidos ha llevado al mundo a enfrentar un conjunto de desafíos globales”, dijo, aludiendo el acuerdo nuclear con Irán, el restablecimiento de relaciones con Cuba y el acuerdo climático junto a casi 200 naciones del mundo.

Obama dijo que su gobierno trabajó igualmente para cambiar el rostro de Estados Unidos para hacerlo más justo e incluyente, avanzando la reforma del sistema de justicia, en la igualdad de salarios, promoviendo normativas contra la discriminación de la comunidad LGBT y fortaleciendo sus derechos, e incorporando más mujeres a la Suprema Corte de Justicia.

El mandatario reconoció que el progreso logrado vino aparejado con reveses, en particular la negativa del Congreso para aprobar nuevas leyes tendientes a mejorar el control sobre armas de fuego, así como el fracaso del proceso para aprobar una amplia reforma migratoria.

Obama se dijo privilegiado por haber servido como presidente, “y conforme me preparo a traspasar la batuta y hacer mi parte como un ciudadano privado, estoy orgulloso de decir que hemos sentado una nueva base para Estados Unidos”.

“En momentos en que me preparo a pasar el bastón y hacer mi parte como un ciudadano privado, estoy orgulloso de decir que hemos establecido una nueva fundación de para Estados Unidos”, expresó el mandatario.

“Ha sido un privilegio de mi vida servir como su Presidente”, escribió finalizando su carta, asegurando que contribuirá como ciudadano privado. “El nuevo futuro es nuestro para escribir. Y estoy confiado como siempre que será conducido por los Estados Unidos de América -y que nuestros mejores días están por delante. Sinceramente, Barack Obama”, se despidió.

Comentarios