abril 19, 2024
Publicidad
enero 8, 2017 | 82 vistas

Shalma Castillo.-

Ante el incremento al precio del combustible y por consecuencia a productos de la canasta básica, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizará monitoreos en los establecimientos, para que no abusen del alza a los costos de los artículos, precisó Alejandro Martínez Castañón.

El encargado del despacho de la Profeco en Tamaulipas aseguró que todo aumento a cualquier tipo de producto debe ser proporcionado a los incrementos que estén resintiendo los proveedores.

“El tema de la gasolina pudiera generar miedo generalizado e incertidumbre en el caso de que muchas cosas pudieran irse a la alza, pero no es así, deben consultar cómo son, cada uno de esos precios deben ser proporcionales y no que todo se dispare”, refirió.

En este caso, ejemplificó que en el caso del kilo de tortilla, ahorita está en un margen de 15 a 20 pesos, un precio que genera mucha ganancia para las tortillerías, si anteriormente entre seis a diez pesos estaba bien lo que se ganaba.

“En una tienda de autoservicio venden el kilo de tortilla a 12 pesos, en otros lugares se quieren aprovechar de la circunstancia para el aumento”, refirió.

En este caso, recomendó que si el kilo de tortilla sube a 20 pesos eviten comprarla en ese lugar e ir a otro servicio donde la encuentren más económica; “lo que va pasar con eso es que los tortilleros van a bajar el precio porque no les va a convenir estar en una situación de desventaja”.

Comentó el negocio de tortillerías realmente gana una actividad marginal, utilidad exponencial, es decir ellos ajustan su utilidad y sí le ganan pero una utilidad promedio, de vender un kilo de tortillas a 12 pesos a venderlo a 20 pesos; “te das cuenta de quién está abusando”.

Finalmente, enfatizó que deben tener calma y no alarmarse; “es un tema sensible, sin embargo hay que verlo con lentes correctos sin llegar a confundirnos y sin justificar a nadie”.

Comentarios