¿Sabía Usted?

0
49
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Mr. Kuinkelly.-

Todos sabemos o hemos recibido, algún consejo o remedio casero o naturista para curar una enfermedad o malestar, generalmente son las personas mayores quienes conocen muchos y están más familiarizadas con la medicina tradicional, o sea, que se guían por la experiencia que la observación empírica les ha legado y que aún prevalece afortunadamente, para compartirnos este conocimiento a las nuevas generaciones. Es cuestión de idiosincrasia seguir o no estos remedios, mientras tanto, mi estimado amigo lector, permítame compartirle esta receta:

Al acostarse, ponga en la planta del pie una rebanada de cebolla (orgánica de preferencia), para evitar que se deslice sujétela colocándose una calceta en el pie, así sus beneficios surtirán efecto mientras usted duerme. Este remedio sirve para limpiar la sangre, porque el pie absorberá el ácido fosfórico de la cebolla, y es a través de la sangre que se filtran y eliminan bacterias y gérmenes del organismo. Además, la estimulación de la planta del pie activa muchas terminales nerviosas del cuerpo, trabajando de manera similar a la acupuntura, aliviando dolores y provocando relajación. Aunque parezca extraño, los pies olerán mejor porque la cebolla elimina las toxinas y neutraliza los productos químicos del pie. Asimismo, purifica el aire alrededor o al menos, su olor espanta a los molestos mosquitos que aparecen al apagar la luz para dormir.

¡Si no lo sabía… créalo porque es cierto!