¿Sabía usted?

0
52
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Mr. Kuinkelly.-

Cuando el hombre quiso tomarle la medida al tiempo inventó el reloj, instrumento dotado de movimiento para medir el tiempo natural (días, años, fases lunares), en unidades convencionales (horas, minutos y segundos). Así, se han inventado una serie de tipos de relojes, que van desde el de solar, el más antiguo, consiste en medir el paso de la sombra que hace un gnomon (regleta) sobre una superficie marcada con la posición del sol a lo largo del día. Sólo que éste no podía medir el tiempo cuando era de noche o no había sol.

Luego se inventó el reloj de agua o clepsidra, que indica la hora durante la noche al vaciarse o llenarse el agua de un contenedor. El reloj de arena, se compone de dos ampolletas unidas por el cuello, y mide el tiempo por medio de la arena que va cayendo de una a otra. El de cuarzo o electrónico, aprovecha la poca variación que tiene con la temperatura esta piedra, o bien la atracción y repulsión eléctrica.

El reloj de péndulo, acciona las manecillas mediante la oscilación. El de pulsera, se usa en la muñeca de la mano. Despertador, provisto de un aparato sonoro para indicar una hora específica. Asimismo, el reloj interno se utiliza que ubicado al interior de una computadora y que además de proporcionar la hora, sincroniza todas las operaciones que la computadora realiza.

¡Si no lo sabía… créalo porque es cierto!