¿Sabía Usted?

0
50
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Mr. Kuinkelly.-

Alrededor de un billón de botellas de plástico llegan cada año al mar, y junto con las que se tiran a la basura, se podría construirse una montaña del tamaño del Everest. Pensando en una alternativa para eliminar esos envases, también llamados PET, un grupo de diseñadores de una empresa en Londres, inventó el “agua que se come”.

Consiste en una membrana transparente rellena de agua, aproximadamente del tamaño de una pelota de pin pon, que es comestible porque está elaborada de algas pardas y cloruro de calcio en proporciones específicas. De esta manera, el agua queda encapsulada en una especie de gota gelatinosa. La idea fue tomada del restaurante de un reconocido chef catalán, que utilizaba la técnica de ‘esferificación’ en sus platillos, inspirado en la yema de huevo.

Se llama: “Ooho”, y ya están vendiéndola para diferentes eventos. Se espera que esta alternativa en verdad resulte efectiva, y ayude a reducir el impacto ambiental. Según sus creadores es muy barato, resistente, higiénico y cien por ciento biodegradable.

¡Si no lo sabía… créalo porque es cierto!