Prohibieron en Turquía marchas por orgullo gay

0
47
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

ESTAMBUL, Turquía, junio 24 (AP)

Las autoridades turcas anunciaron este sábado que no permitirán la celebración de una marcha por los derechos de los gays, lesbianas y transexuales prevista para este domingo.

La marcha del Orgullo LGBT de Estambul fue prohibida por la seguridad de participantes y turistas y por cuestiones de orden público, explicó la oficina del gobernador de la ciudad.

Activistas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales habían anunciado en redes sociales que celebrarían una manifestación que saldría de la Plaza Taksim.

La oficina del gobernador alegó que en esa zona no se permiten manifestaciones y que no recibió una solicitud pertinente. Varios grupos platearon además “reacciones graves” contra la marcha, agregó.

En 2014, la Marcha del Orgullo Gay de Estambul congregó a más de 100 mil personas, una de las celebraciones de los derechos LGBT y la diversidad más multitudinarias del mundo musulmán. Las autoridades turcas no han permitido otro acto similar desde entonces.

Durante varios años, la Semana del Orgullo Gay en Estambul atrajo a decenas de miles de participantes, convirtiéndola en una de las mayores reuniones en celebración de los derechos y la diversidad de la comunidad LGBT en el mundo musulmán.

Esto cambió repentinamente hace dos años, cuando las autoridades prohibieron los eventos del orgullo gay y dispersaron con gas lacrimógeno y cañones de agua a los participantes reunidos en la plaza Taksim.

La revocación, dicen los activistas, coincide con los cambios aplicados por el presidente Recep Tayyip Erdogan, quien ha dejado atrás su pasado reformista y ha estado adoptando una línea cada vez más autoritaria y elevando el perfil del islam en un país que oficialmente es secular. En sus primeros años en el cargo, Erdogan -entonces primer ministro- había promovido los derechos de las minorías como parte de los esfuerzos para que Turquía se incorporara a la Unión Europea.

A diferencia de otros países musulmanes, la homosexualidad no es un delito en Turquía, pero los activistas de la comunidad LGBT dicen carecer de protección legal y que enfrentan un estigma social generalizado en una nación fuertemente influida por valores conservadores y religiosos.