febrero 23, 2024
Publicidad
mayo 14, 2018 | 151 vistas

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- Las reformas a la Ley de Salud en materia de donación de órganos deberán ser enriquecida por instituciones y expertos en el tema, para evitar que sean contraproducentes e impidan el crecimiento de la cultura entre la población, aseguró Javier Sigifredo Cavazos Velázquez.

En ese sentido se pronunció el director del Centro Estatal de Trasplantes, quien agregó que es algo un poco complicado de explicar esta ley que aún no se ha aprobado.

“Se hizo un proyecto por parte de la Cámara de Diputados que se envió al Senado donde se modificó, regresó con los diputados y está frenada, hace falta que muchos especialistas del área puedan exponer su opinión, como la Sociedad Mexicana de Trasplantes y el Centro Nacional de Trasplantes a los que no se les tomó en cuenta, ahora incluso la Comisión de Bioética de la UNAM va a participar”, comentó.

Cavazos Velázquez admitió que hay voces en el país que piden que ya se apruebe, pero subrayó que aquí lo importante no es la rapidez sino que salga lo mejor posible, por lo que estas instancias lo que harán es enriquecerla y que dé certidumbre a todos los mexicanos.

“Hoy en día lo primordial es hablar con la familia para que esté enterada que se es donador, el proyecto de ley dice que todos lo seamos y quien no lo desee tiene qué hacerlo por escrito, hablando a grandes rasgos”, apuntó.

El funcionario agregó que el problema surgiría cuando un familiar desconozca que alguien no quería ser donador pues mucho menos lo sabría el médico.

“Mucha gente interpreta que se tomarán los órganos a fuerza pero en realidad la ley no lo dice así, sino que habla de presuntos donadores y presunto significa que se presume sin ser demostrado, esto lleva a comprobar en cada caso que la persona fallecida es donadora y eso sólo se puede hacer preguntándole a la familia, es algo que normalmente hacemos”.

Finalmente señaló que en caso de que no haya ningún documento que así lo avale tampoco se puede tomar los órganos si el familiar no lo desea así, “por eso estamos esperando que a la ley se le dé un poco más de refinación para que realmente represente un beneficio para los mexicanos”.

Comentarios