febrero 28, 2024
Publicidad
agosto 1, 2018 | 109 vistas

LOS ÁNGELES, California, julio 31 (Notimex)

El incendio forestal Carr, en Shasta, California, se convirtió en el séptimo más destructivo en la historia del estado, ya que en una semana provocó la muerte de seis personas, unos 20 desaparecidos, y consumió más de mil cien estructuras y más de 41 mil hectáreas.

En California más de 12 mil 300 bomberos combaten por aire y tierra al menos 17 incendios forestales, que han destruido unas mil 200 estructuras y casas, amenazan a unos 17 mil hogares y han causado la evacuación de más de 44 mil residentes.

Autoridades estatales informaron que Carr, en el norte de California, ha sido contenido en un 23 por ciento.

Al menos 19 personas seguían desaparecidas en el condado de Shasta, dijeron.

Funcionarios estatales informaron que en una reunión comunitaria, realizada el lunes por la noche, que unas 19 personas seguían desaparecidas en Shasta, luego que los vientos cambiantes, el combustible seco y el terreno escarpado ayudaron al siniestro a consumir cientos de hectáreas.

El fuego ha provocado la muerte de seis personas, incluido un bombero y un operador de bulldozer que trabajaban para extinguir las llamas.

Las autoridades han recibido 48 informes de personas desaparecidas, pero 29 ya fueron encontradas seguras, según el sheriff del condado de Shasta, Tom Bosenko.

Las llamas han destruido al menos 966 estructuras en el área, por lo que es uno de los diez incendios forestales más destructivos en la historia de California. De hecho, siete de los 12 incendios más destructivos han sucedido desde 2015.

«Estamos ante incendios más destructivos y de mayor amplitud, a un ritmo que históricamente nunca hemos visto», reconoció el jefe de batallón regional de Cal Fire, Jonathan Cox.

Más de tres mil 300 bomberos están luchando contra las llamas con más de 330 camiones y 17 helicópteros, informó Cal Fire.

El incendio Carr es tan grande e intenso que creó su propio sistema meteorológico localizado, lo que dificulta a los expertos predecir de qué manera se extenderá.

Los incendios forestales como este pueden calentarse tanto que hacen nubes pirocumulosas, formaciones que se parecen a las nubes de hongos y se pueden ver por kilómetros.

El humo de Carr y el del incendio llamado Ferguson Fire, que ardía cerca del Parque Nacional Yosemite, y que ha causado dos muertes, se pueden ver en las imágenes de satélite.

Jeremy Stoke, un inspector de incendios del Departamento de Bomberos de Redding, y un operador no identificado de excavadoras privadas murieron el jueves.

Melody Bledsoe, de 70 años, y sus dos bisnietos murieron cuando su casa fue vencida por las llamas.

Otra persona fue encontrada muerta después que un incendio consumió otra casa, afirmó el sheriff del condado de Shasta, Tom Bosenko.

El fuego comenzó el 23 de julio pasado, cuando un vehículo sufrió una falla mecánica, de acuerdo con Cal Fire.

Comentarios