febrero 23, 2024
Publicidad
agosto 1, 2018 | 253 vistas

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó afectaciones derivadas de la contaminación que genera la empresa TransCanada, por lo que dio aviso a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

La dependencia informó que las áreas afectadas se encuentran dentro del proyecto denominado “Gasoducto sur de Texas-Tuxpan”, con ubicación en el Golfo de México, particularmente en los municipios de Altamira y Aldama.

Tras las denuncias, la ASEA realiza inspecciones, cuyos resultados permitirán conocer, entre otras cosas, si los materiales que utiliza la empresa TransCanada en la construcción del gasoducto Tuxpan-Texas, que pasa por la zona costera de Tamaulipas, genera problemas de contaminación.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Gilberto Estrella Hernández, informó que las inspecciones se llevan a cabo por denuncias de habitantes en por lo menos cinco ejidos de Altamira, además de otros lugares en los que vía terrestre pasa la construcción de ese gasoducto, en los que se ha generado contaminación.

ASEA es un organismo de la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnat), encargada de temas relacionados con hidrocarburos, la que una vez que tenga resultado del diagnóstico que realiza por municipios de la zona costera, que es por donde pasa el gasoducto, será entregado a la Seduma.

“La instrucción del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca es la de estar atentos y a la espera de que se rinda, por parte de la Agencia, resultados de esas inspecciones, para determinar el daño y evitar que se afecte la calidad de vida de la población tamaulipeca que había en esas zonas”, indicó.

Hasta ahora, la construcción de ese gasoducto, que proviene del Valle de Texas, en los Estados Unidos, hasta Tuxpan, en Veracruz, atraviesa algunas comunidades costeras de Tamaulipas, donde se han denunciado problemas de contaminación por parte de pescadores de lugares como Soto la Marina, además de habitantes de por lo menos cinco ejidos de Altamira.

Por comentarios que se han hecho de la problemática que enfrentan, aducen que además de los problemas de contaminación, por la salida de hidrocarburo, se han afectado algunos manglares, propiciando un daño ambiental, de que ya tomó nota la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa).

Estrella Hernández confirmó que la ASEA tiene facultades como para imponer sanciones a la empresa TransCanada, en caso de que los materiales o el equipo que está usando no sean los adecuados para la construcción del gasoducto.

Comentarios