febrero 23, 2024
Publicidad
septiembre 26, 2018 | 133 vistas

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- Porque cada vez son más las familias que emigran hacia las ciudades, los gobiernos federal y estatal deben fijar como prioridad en su agenda la creación de nuevos programas de apoyo que arraiguen a las personas en el campo, advirtió Rubén Rodríguez López.

El dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en el norte del estado dijo que es urgente tomar medidas al respecto, porque de lo contrario dentro de pocos años el campo se quedará solo.

Explicó que la situación de pobreza es el principal factor por el que las familias se ven obligadas a dejar sus comunidades para ir a las ciudades en busca de mejores alternativas de vida.

Para ello, dijo, las personas optan por rentar o vender sus parcelas.

“Estamos hablando de superficies pequeñas entre cinco y diez hectáreas, que difícilmente puedan dar para vivir a una familia en el campo, principalmente si se ubica en zonas consideradas como marginadas”, apuntó.

Para frenar el éxodo campesino, refirió, es necesario que los gobiernos incrementen el apoyo presupuestal al campo, con programas que atiendan principalmente a las familias más desprotegidas.

“A los campesinos hay que darles créditos accesibles, subsidiarlos con semilla, con fertilizantes, ayudarles en la comercialización de sus cosechas y ayudarles a que sus hijos tengan acceso a la educación. Cuando las personas se sientan apoyadas seguramente no querrán salir de sus comunidades”, explicó.

Rodríguez López confió en que el inicio de una nueva administración federal traiga beneficios al campo, porque eso es lo que ha anunciado el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

“Si no se actúa pronto será inevitable ver ejidos y ranchos solos. No le están dejando otra opción a la gente”, señaló.

 

Comentarios