Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

En España, un juez reabrió la investigación por lavado de dinero contra el expresidente del PRI Humberto Moreira ante las revelaciones hechas por dos testigos a la Fiscalía Anticorrupción, informaron fuentes jurídicas.

El juzgador Santiago Pedraz archivó la investigación contra el exlíder priista en 2016, en contra del criterio de la Fiscalía, al no hallar indicios de blanqueamiento de dinero en España, procedente del narcotráfico o de la corrupción, decisión posteriormente confirmada por la Audiencia Nacional.

Pese a esto, los fiscales del caso continuaron investigando y recientemente obtuvieron el testimonio de dos personas que residen en Texas, Estados Unidos, quienes dieron más datos sobre presuntas acciones de Moreira, quien tras ser detenido en España el 15 de enero de 2016 quedó poco después en libertad al archivarse la causa.

Pedraz archivó la causa contra Moreira después de que este justificara la procedencia de los 200 mil euros que se le atribuyó haber lavado en España, dinero que dijo haber obtenido de sus retribuciones en México.

Además, entendía que la justicia española no era competente para investigar posibles delitos cometidos en México y Estados Unidos ni veía fundamento alguno para apreciar que Moreira perteneciese a una organización criminal.

La Fiscalía Anticorrupción basaba ya entonces algunas de sus acusaciones en declaraciones hechas por varios testigos al magistrado español en San Antonio, Texas, lugar al que se trasladó Pedraz en dos ocasiones para recabar información sobre Moreira.

Además, se le vinculó con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, considerados “blanqueadores” de dinero para cárteles de droga.