Güercos casi campeones

0
63
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arnulfo Mata Huerta

Los Güercos como dignos representantes de la Liga Inter-Ejidal sentaron las bases para jugar la Serie Regional de Big League que se efectuará del 31 de mayo, uno y dos de junio teniendo como sede la Ciudad de Matamoros donde se darán cita los campeones de cada Distrito que componen la Región dos afiliada al programa de Ligas Pequeñas de Williamsport.

Y es que Los Güercos en sus dos primeras presentaciones que se realizaron en el Praxedis Balboa, el viernes por la tarde doblegaron 5-4 al seleccionado de la Liga Santa María de Aguayo y ayer por la mañana derrotaron ocho-una a los Cañeros del Mante.

Restándoles un juego para completar el esquema del Raund Robin aplicado en esta Jornada Distrital, su rival en turno de ayer tarde era contra su similar Naranjeros de la Liga Interejidal que la noche del pasado viernes cayeron 15-0 frente a los Cañeros del Mante.

Bien, luego de su apretado triunfo conseguido la tarde del pasado viernes ante el equipo de la Santa María de Aguayo, pizarra de 5-4 en el que el zurdo Edgar García se acreditaba la victoria con relevo de Erubiel Martínez, la mañana de ayer Los Güercos que comanda Edgar Frausto superaban a los Cañeros del Mante, ocho–dos y se colocaban a un triunfo para ceñirse la corona de campeones de este Torneo Distrital de Big League en el que participan peloteros de 17, 18 y 19 años de edad.

Iker Ramírez se agenció la importante victoria con un corto relevo de Héctor Valenzuela, lanzaron por los cañeros de Emilio Sosa, Daniel Gutiérrez, Daniel Lara, Jonathan Enríquez y Francisco Colunga, nadie de estos jóvenes lanzadores pudieron sacar adelante su partido, pero ganas y esfuerzo no quedó.

En el bateo se dejaron ver por Los Güercos de la Liga Inter-Ejidal, Héctor Valenzuela con tres hits en cuatro turnos para ser el mejor del partido apoyado en la ofensiva por el chaval del ejido Guillermo Zúñiga, municipio de Hidalgo, el magnífico receptor Valentín Castillo de 4-1 y el propio pitcher Iker Ramírez de 3-1, su hermano Paul de 2-1. Por los Cañeros del Mante, Francisco Colunga y Jonathan Enríquez de 3-1.