La carrera del agua

0
114
José Inés Figueroa Vitela.
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.- 

El crecimiento del problema de abasto de agua en la Capital tamaulipeca va ganándole la carrera a la implementación de las soluciones.

Esa es la explicación al motivo por el cual, aunque se despliegan acciones y se anuncian nuevas inversiones, cada vez menos ciudadanos, empresas e instituciones cuentan con el abasto suficiente del vital líquido.

Durante la sesión plenaria del Cabildo local, celebrada ayer, el Director de Obras Públicas y el titular de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado anunciaron la publicación inminente de la convocatoria para ejecutar obras destinadas a la sectorización por 25 millones de pesos, más otros 17 millones a aplicarse en la búsqueda de nuevas fuentes de abasto.

Pero en el acto reconocieron que ya no son 120 millones, de los que se habló originalmente, ni los 280 y 340 millones de los que se dijo después, sino 400 millones de pesos los que se necesitan para reparar la red y demás infraestructura hidráulica para la ciudad.

Eso es solo lo del agua potable; la red de drenaje y tratamiento de las aguas residuales se cuece aparte.

En pocas palabras, si en los diez meses de la actual administración se han generado necesidades por 400 millones de pesos y se han conseguido recursos por 43 millones, el déficit es abismal y el amago sobre la viabilidad citadina es mayúsculo.

El crecimiento en los montos para optimizar el sistema de agua potable victorense, se explicó ahí, es debido a los equipos del acueducto y plantas potabilizadoras, que siguen resultando averiados, “porque han cumplido con su tiempo de vida útil”.

Un regidor les pidió presentar el estudio pormenorizado de las condiciones en que se encuentra toda la infraestructura, con los precios de la reparación de cada uno de los averiados, para evitar las suspicacias que ya se están dando.

El mejoralito de los 43 millones, además, advirtieron las autoridades, implica que ese recurso del Fondo de Apoyo a la Infraestructura Social, de origen federal, se irá íntegro a las obras de agua potable, como tema prioritario, “descobijando” otros frentes en los que se repartía.

“Antes esos recursos se invertían en obras vistosas, cuartos, banquetas, pavimentaciones, alumbrado, (etcétera), pero ahora van a quedar enterrados en válvulas, tuberías”, sentenció el responsable de la obra municipal, adelantándose a cuestionamientos sociales.

Cuando se hayan invertido los 400 millones de pesos -suponiendo que los niveles superiores de gobierno se los den, porque ni el Ayuntamiento ni la COMAPA los tienen-, en voz del alcalde XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, habrá abasto suficiente hasta el 2 mil 30.

Victoria es una de las muchas municipalidades que enfrentan problemas con sus sistemas de agua potable y alcantarillado, pero los locales confían en llevar mano en la eventual asignación de recursos federales, porque ya tienen el proyecto ejecutivo de las obras.

Pero tampoco es que vayamos a volver a los abastos de antes de la llegada de la actual administración local hace diez meses, si se invierten esos recursos y se hacen tales obras.

El surtimiento estimado se basa en los niveles promedio globales, de 70 litros por persona, a lo que los mexicanos no estamos acostumbrados, porque somos el quinto país con más consumo en el mundo, y particularmente aquí superamos la media.

“Ya no podemos desperdiciar agua, tenemos que cuidarla para tenerla”, dicen, y por eso las obras “reparadoras” apuntan a la sectorización, para servirle a cada cual lo que debe consumir, y nada más.

Promedian en el consumo individual lo que absorben las empresas, una de ellas, la que más mano de obra genera en la localidad, de alto consumo.

La construcción de una segunda línea del acueducto costaba mil 200 millones de pesos la última vez que se tasó, hace algunos años; pero ahora podría haberse incrementado en un 50 por ciento.

La primera línea libró de la sed a los victorenses por 30 años; pozos en torno de la mancha urbana pueden hacer los que quieran; los mantos freáticos son los mismos y siempre seguirán dependiendo del temporal.

Eso digo yo… ¿cuál es su lógica?

El gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA remitió a la confianza de los tamaulipecos, que se han sumado al proyecto del cambio que enarbola, el posicionamiento en encuestas y reconocimiento a su gestión, de manera sobresaliente en el concierto nacional.

Es producto, además de un trabajo en equipo, con los colaboradores y con los ciudadanos mismos, confió, sin dejar de reconocer que aún falta mucho por hacer y hacia allá se enfocan los esfuerzos de su administración.

En el Congreso local, la Diputación Permanente que funge durante el último receso de la gestión en que se encuentran, durante su reunión de trabajo de hoy convocará a sesión general de todos los diputados para la semana entrante.

En la agenda se incluirá, entre una larga lista de dictámenes que han estado emitiendo, un paquete de cuentas públicas acordadas con la Auditoría Superior del Estado.

En el Senado de la República, el representante tamaulipeco, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, como integrante de la Comisión de Salud, celebró las reformas al artículo cuarto constitucional, que contempla la atención institucional de cuidados paliativos para pacientes de enfermedades en etapa terminal.

Se trata de garantizar a los mexicanos el derecho a recibir medicamentos y atención para paliar los síntomas de enfermedades penosas que amagan su sobrevivencia, lo que también redunda a favor de los cercanos, especialmente cuando carecen de los recursos para cubrir tales atenciones especiales.

Dentro de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, entre los tantos proyectos e investigaciones que animan en las más variadas disciplinas y nichos de oportunidad, para el bienestar y desarrollo de la sociedad, destaca uno que apunta hacia el uso de insectos para elaborar alimentos con propiedades antidiabéticas.

Se trata de la grilleta Chiva del Encino, abundante en la región centro del estado, a partir de la que se podrían hacer panes y postres agradables al gusto, que además, por sus altos niveles antioxidantes, resultan benéficos en el tratamiento y prevención de padecimientos como la diabetes y la hipertensión.

En Matamoros hizo ruido el retiro de importantes funcionarios del Ayuntamiento, presidido por el neomorenista MARIO LÓPEZ.

La salida del Secretario del Ayuntamiento y la Contralora -luego de los acomodos un mes antes en Salud, Secretaría Técnica y Oficialía Mayor-, se leía en dos vertientes: que si el Alcalde anda echando malas y estos, responsables de áreas delicadas y vulnerables, prefirieron dimitir antes de verse en complicaciones.

O que el jefe edilicio trae proyecto grande y quienes se fueron dejaron de estar a la altura de las necesidades para lo que se ve venir.

Así, en blanco y negro; con los pejistas se acabaron los matices.

El relevo más bien visto, acaso, sea el principal, de la Secretaría del Ayuntamiento, donde EFRAÍN INSIGNIA, en lugar de quitarle carga al Alcalde, le andaba abriendo frentes con miembros del Cabildo y otros gestores.

La perfilación de FEDERICO FERNÁNDEZ para asumir el cargo, todavía es mejor visto, en tratándose de un reconocido abogado, notario público respetable, de afable trato y muchos amigos.

Por sobre los decires, siempre prevalecerán los hechos; veremos y diremos.