Ya no permite PRI más errores: CEN

0
93
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Si la próxima dirigencia que resulte electa no es cercana a la militancia, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) estará condenado a la derrota en el 2021, advirtió Lázaro Jiménez Aquino.

El Subsecretario de Operación Política del Comité Ejecutivo Nacional del PRI admitió que, igual que sucede a nivel nacional, en Tamaulipas el partido está más debilitado que nunca.

Por eso, insistió, es necesario que quien vaya a ser el Presidente del partido en el estado coloque como prioridad vincularse de inmediato con la militancia y promover la unidad entre los liderazgos.

Para ello, dijo, será importante fortalecer los comités municipales para impulsar el trabajo territorial.

“Primero debemos fortalecer nuestros comités directivos municipales. El trabajo territorial es muy importante, cualquier partido si no hace trabajo territorial, si no hace contacto directo con las bases, está condenado a la derrota, yo creo que es el primer trabajo que debe hacer cualquier presidente que pudiera encabezar al partido”, precisó.

Además, será importante que la nueva dirigencia abra mayores espacios de oportunidad a los jóvenes y a las mujeres, que son sectores que durante años fueron ignorados por el partido.

“Tenemos que ir directamente con las bases, darle mayor participación a las mujeres y jóvenes, dar más participación a este sector, y eso se tiene que transmitir en la base estatal”, insistió.

Dijo que ahora como partido de oposición, el PRI debe ser un partido crítico del actuar de los gobiernos y solidarizarse con las problemáticas que afectan a los tamaulipecos.

Para ello, el partido deberá ser una oposición fuerte y corresponsable con las demandas sociales.

Aseguró que el CEN priista apoyará a la nueva dirigencia en Tamaulipas, “porque no se vale que uno venga y deje la bolita caliente y luego se vaya”.