febrero 23, 2024
Publicidad
abril 15, 2020 | 145 vistas

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Los locatarios del mercado Argüelles le dan la batalla a la crisis económica provocada por el covid-19: aunque la clientela ha disminuido considerablemente, se resisten a bajar definitivamente las cortinas.

Carnicerías y negocios que ofertan jugos, licuados, frutas, verduras y alimentos para llevar siguen abiertos, atendiendo a los escasos clientes que llegan.

Los locatarios dicen que no cerrarán y resistirán la crisis provocada por la pandemia, ya que necesitan llevar sustento a sus familias y cubrir deudas o cubrir el pago de servicios.

“Si cierro no como. Son muy pocos los clientes, pero a pesar de ello sigo vendiendo, que es lo importante. Algo es algo, o como dice el dicho, peor es nada”, explica sonriendo el dueño de una carnicería.

Dice que en sus 30 años con el negocio nunca había sucedido una situación como la actual, pero eso no debe intimidarlos o desanimarlos.

“Vamos a salir de esto”, menciona.

Este martes el mercado fue objeto de sanitización por parte del personal de Municipio.

Los pocos negocios que permanecen abiertos son aquellos que la autoridad cataloga como “actividad esencial”.

La escasez de clientes se debe al confinamiento obligado por la enfermedad, aunque hay muchos que siguen desatendiendo la recomendación de las autoridades de salud.

En los alrededores del “Argüelles” es notoria la afluencia de vehículos y peatones que desatienden la instrucción de “Quédate en casa”.

Otro hecho notorio es que muy pocos usan el cubrebocas, a pesar de ser obligatorio desde el pasado lunes.

“No hay dónde comprarlos. Hay escasez de cubrebocas”, responde un conductor al que se le preguntó la razón de que no usara el protector.

Los patrullajes de la Policía Estatal y la Guardia Nacional son recurrentes en la zona, así como de elementos de Tránsito, por lo que las personas se dedican a hacer sus comprar e inmediatamente retirarse del lugar.

Comentarios