Ingenio docente en tiempos de covid-19

0
157
Tiempo aproximado de lectura: 7 minutos

Redacción ED.-

Pudo más la preocupación por los niños y los padres de familia, que están teniendo problemas por la epidemia de covid-19 para desarrollar un aprendizaje significativo, que la necesidad económica.

Quizá por ello surgió la idea de crear, en su propia casa, un aula escolar, ante la imposibilidad de que los alumnos pudieran regresar en el corto tiempo a las clases presenciales.

Si bien llegó a preguntarse, ¿qué puede pasar si doy clases en casa, tomando las medidas sanitarias, desde adecuar un pintarrón y crear un espacio para recibir a los niños y niñas? Finalmente lo hizo.

Utilizó una mesa redonda y otra ovalada, cada una con dos sillas.

Tanto una como otra las dividió, colocando una especie de vitral, elaborado con tubos de plástico PVC y en medio de este un acrílico, para de entrada, evitar que los pequeños estudiantes, tuvieran un contacto cercano y, contrario a ello, mantuvieran una sana distancia al momento de llevar sus clases. No había recursos para más.

Ella es una maestra de profesión, licenciada en educación, con maestría en innovación educativa, con diplomado en educación inicial, que prefiere el anonimato.

“Estoy dedicada a los niños de tercero de preescolar, primero de primaria y segundo de primaria lo que llamamos turno matutino. Las clases que doy son cien por ciento personalizadas, me enfoco en las necesidades partiendo de un diagnóstico para conocer cuál es el nivel del alumno”, explica

En tercero de preescolar inició con lo que es el conocimiento el abecedario, las vocales, los números del uno al diez, para que el niño vaya aprendiendo el conteo, que pueden decir los números pero no de una forma mecanizada.

“Es bien importante que en tercero de preescolar aprendan el abecedario, también hay que recalcar que no es obligatorio que un niño de tercero de preescolar salga leyendo. En preescolar son las bases principales para que el niño tenga un conocimiento y acercamiento a lo que es el proceso de lectoescritura”.

Explica que en primaria, se enfoca más en tercero de preescolar y primero porque al llegar los niños de preescolar a primero de primaria ahí es donde vemos el avance y el nivel en el que está un niño.

“Ya en primer trabajo lo que es el proceso de lectoescritura, viendo que el alumno comprenda el abecedario y las vocales, para abrir paso a lo que son las sílabas simples, donde el niño ya tiene que identificar cuál es la “b” y cuál es la “v” y se las escribimos por sílabas”

 

EL AULA

“Inicié las clases en abril cuando empezó la cuarentena por la pandemia, empecé a decorar con un pintarrón y un abecedario que fui adecuando con los números, luego las vocales, buscando material acorde al nivel de cada niño”.

En el interior del sitio habilitado como aula, en su casa, se observa un dominó, rompecabezas, memoramas.

“Después surgió más la idea de ir buscar más material para poder realizar actividades para dinámicas lúdicas, esto derivado de un proceso en el que yo estuve realizando mi maestría en la que me enfoqué más en el proceso de lectoescritura”.

En cada una de las cuatro paredes hay figuras ilustrativas con las letras del abecedario, minúsculas y mayúsculas. También están a la vista los siete días de la semana, lo que es una unidad, la decena, la centena y las unidades de millar.

También se aprecian letras y a un lado, el producto que inicia con la misma, es decir la “D” de dado, la “C” de casa, la “U” de uva, por citar algunas.

En cuanto a cantidades, está el número y la cantidad representada en productos. Es decir el 7 y abajo del número, siete fichas.

 

EL OXXO

Llama la atención, la existencia de una “tienda Oxxo” al interior de la misma aula. ¿A qué se debe?

“En el aula, diseñé lo que viene siendo un Oxxo, que consta de lo que encontramos a simple vista, al entrar a una tienda de este tipo. Por ejemplo un café. ¿Por qué? Porque para los niños es importante que sepan identificar las unidades de medición, por ejemplo lo que es el chico, el mediano y el grande o el jumbo. Así estamos mostrándole al alumnos los diferentes tipos de medida”.

El “Oxxo” también sirve para utilizar lo que viene siendo el conteo y el valor numérico.

“Por ejemplo conteo, cuántos cafés hay en un OXXO en el que los niños responden en el aula, cuántos jugos hay, y de ahí pasar a lo que viene siendo el valor numérico, es decir, la cantidad ¿cuánto cuesta un café? ¿Cuánto cuesta un jugo? Para hacer uso de las unidades y decenas”.

Cada niño o niña lleva a su bote de fichas para conteo y también su ábaco.

Hoy en día, se trabaja con monedas para ir dando a los niños más de seguridad de saber cómo ir a comprar en cualquier tiendita e incluso, en las tiendas “OXXO”, para que al momento de regresar a la nueva realidad sepan cuánto tienen que pagar o cuánto cuesta un producto.

La maestra inició actividades el tres de abril, impartiendo clases particulares solamente con dos niños y de ahí empecé salteadas en diferentes horarios y días

 

NIÑOS RECIBIENDO CLASES

“Los estoy seleccionando por edades, por ejemplo por el nivel los lunes miércoles y viernes tengo cuatro niños, cada uno tomando sus medidas, de primero y segundo los martes y jueves. Sólo recibo de preescolar de tercer año, que viene siendo de cinco años y por las tardes tengo un turno vespertino que abarca de tercer grado de primaria hasta sexto grado de primaria”.

Y dieron el “Grito de Independencia”.

Aunque las festividades, relacionadas con la Independencia de México se hicieron de manera virtual, derivado de la pandemia de covid-19, los alumnos no que quedaron atrás y también dieron el Grito.

“Hicimos nuestra celebración patria, dimos el Grito de Independencia porque es una actividad muy significativa para los niños. Les pedí a los papás que trajeran a sus hijos con vestimenta alusiva a México para dar el Grito. Realizamos un periódico mural el periódico mural con base en los personajes, los héroes que nos dieron la independencia Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Josefa Ortiz de Domínguez, Allende, Aldama”.

Lo que se pretendía es que los niños aprendieran el significado de esta fecha, el sentido de pertenencia.

Cada uno de los alumnos realizó su propia Bandera para dar el Grito empezando por los colores de la Bandera de México en verde, el blanco y el rojo, también se les dio un Escudo de la Bandera de México y se les explicó porque tiene el águila y la serpiente sobre un nopal y los colores,

“Al finalizar esta actividad de manera simbólica dimos todos el Grito de Independencia de México. A los niños les llamó mucho la atención, estaban asociando la actividad que estaban haciendo con lo que iba a suceder la noche del lunes 15 de septiembre y ese día, cada uno de los niños se llevó su Bandera a su casa y sabía que en la noche iba utilizarla dando el Grito”.

 

CUMPLEN PROTOCOLOS DE SALUD

Compromiso de los padres de familia y responsabilidad de los alumnos como la maestra, es cumplir con los protocolos para la prevención y evitar contagios de covid-19.

“Al recibirlos, cada niño tiene que traer su cubrebocas y su careta.  De manera individual cada alumno trae su gel antibacterial como su jabón y se les asignó un espacio en el que tuvieran su material, su mochila (cajas de verduras pintadas y decoradas) para que cada niño o niña, contara con una especie de locker de sus cosas y no tener contacto con el material de otro estudiante”.

Cada niño tiene en su escritorio un acrílico en el cual divide su lugar de otro niño para no tener contacto.

En la implementación de las medidas sanitarias, los alumnos toman el gel antibacterial, el jabón para lavarse las manos y lo necesario para ir al baño, como si fuera en su escuelita.

“Al momento de que me piden permiso para ir al baño cada niño tiene que llevar su propio jabón, regresan y solitos toman su gel antibacterial esto es bien importante porque los niños ya lo están tomando de manera habitual”.

Desde su llegada hasta la salida, los alumnos usan su careta y cubrebocas, donde la mayoría ya no sienten molestia porque con el paso de los días se han adaptado a lo que viene siendo la nueva realidad.

Lo anterior, con la única finalidad, para que los niños al regresar a las aulas, los padres de familia estén plenamente seguros de que su hijo o hija no va a compartir su material, va a ser más independiente y no va a estar queriendo agarrar algo de otro, saben que no se pueden quitar la careta, que tienen que usar el cubrebocas y que deben de lavarse constantemente las manos durante 20 segundos.