febrero 25, 2024
Publicidad
noviembre 2, 2020 | 180 vistas

Arely López Galicia/ José del Carmen Perales Rodríguez.-

MATAMOROS, Tam.- La Iniciativa Privada (IP) de Tamaulipas consideró que las autoridades deben endurecer las medidas restrictivas contra la ciudadanía para evitar que el repunte de contagios por covid-19 sea más alto.

Por un lado, el sector empresarial de Matamoros planteó la necesidad de aplicar las multas que están publicadas en el Periódico Oficial del Estado, que oscilan en los 900 pesos, a quienes se nieguen a usar el cubrebocas en espacios públicos y comercios, para detener los contagios de covid-19.

Abraham Rodríguez Padrón, director de la Cámara Nacional de Comercio, señaló que el cubrebocas te protege hasta un 95 por ciento del virus de contagios, por lo que sería necesario que se obligue de alguna manera a la ciudadanía a usarlo, luego de que las campañas de concientización no han funcionado al cien por ciento.

“Por causa de las personas que se niegan a usar cubrebocas es que estamos en riesgo de un rebrote y, aunque todavía no lo tenemos en Tamaulipas, podría empezar a suceder, es necesario que se apliquen las multas ya”, dijo.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Victoria, José Luis Loperena González, consideró que existe el riesgo de que se decrete un nuevo retroceso en la reactivación económica, de continuar haciendo caso omiso la población a las medidas preventivas.

Mencionó que uno de los factores adicionales para un nuevo cierre será el comportamiento que se tuvo durante las últimas horas por el Halloween y el Día de Muertos.

“Sin duda el hecho de que este fin de semana, así como el lunes y martes, son días en que se acostumbra realizar convivios y los cuales se pidió evitarlos, en 15 días veremos si se actuó responsablemente o si la población sigue sin cuidarse”, comentó.

Ambos sectores llamaron a la sociedad a seguir de manera estricta las medidas implementadas por las autoridades, ya que un retroceso en el semáforo epidemiológico significaría “la muerte” para el sector económico de la entidad.

“Un nuevo cierre significará un impacto que muchos negocios no resistirán, esta vez la libramos porque no hubo afectación al menos al sector comercio, pero nadie podemos confiarnos, esto se trata de actuar con responsabilidad y ponerlos las pilas para que bajen los contagios”, añadió Loperena.

“Hay muchas personas en los parques públicos y no llevan cubrebocas puestos, ante esto, se deberían hacer llamados de atención por parte de la autoridad, y a quien no haga caso se le aplique la sanción económica”, concluyó Rodríguez Padrón.

Comentarios