Aumenta población carcelaria que no ha recibido aún sentencia

0
42
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La ampliación del catálogo de delitos que merecen prisión preventiva oficiosa ha incrementado la población carcelaria, advirtió la organización no gubernamental México Evalúa.

En 2019 había 75 mil 287 personas bajo prisión preventiva oficiosa recluidas en las prisiones y en 2020 suman ya 89 mil 067.

“Eso es un incremento del 18.3 por ciento de presos sin condena, es decir, de personas encarceladas mientras esperan a que se decida si son culpables o no”, mencionó.

La ONG dijo que el 12 de abril del 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma al artículo 19 constitucional, que amplió aún más el catálogo de delitos que ameritan esa medida cautelar.

Cuando se aprobó la reforma constitucional solo seis delitos ameritaban prisión preventiva oficiosa: delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas y delitos cometidos con armas de fuego y explosivos.

Actualmente son 16 las conductas delictivas cuyos acusados deben esperar en prisión una sentencia.

A los seis delitos citados se suman: uso de programas sociales con fines electorales; enriquecimiento ilícito; ejercicio abusivo de funciones; delitos en materia de hidrocarburos; robo a transportes de carga; feminicidio; robo a casa-habitación; abuso y violencia sexual contra menores; delitos contra la ley de armas de fuego y desaparición forzada.

La preocupación de “México Evalúa” es mayor porque el aumento de presos sin condena está golpeando principalmente a las mujeres.

“Definitivamente todas las alarmas se prenden cuando advertimos que el aumento de presos sin condena es diferenciado según su género: mientras que el incremento de hombres en prisión preventiva oficiosa de 2019 a agosto de 2020, fue de 17.9 por ciento, el número de mujeres en esa condición creció en 24.6 por ciento en el mismo periodo, lo que representa el incremento más alto registrado desde 2013”, mencionó.

Aclara, sin embargo, que se desconocen las razones por las cuales ha crecido el número de mujeres en reclusión.

“Con los datos que tenemos, aún es difícil explicar las razones del impacto tan grande que actualmente está teniendo la prisión preventiva oficiosa en las mujeres”, indicó.