Plazos legales hacen lenta tarea fiscalizadora: Espino

0
41
Jorge Espino Ascanio, negó que este “congelada” la investigación contra el alcalde con licencia de Victoria
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Por Rogelio Rodríguez Mendoza

Fincarle responsabilidades a un funcionario público por malos manejos de recursos públicos, es tarea lenta, porque la Constitución y la Ley otorgan derechos que deben respetarse, afirmó Jorge Espino Ascanio, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

En ese sentido, justificó que muchas ocasiones transcurran meses o años sin que los expedientes sean turnados ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, o ante otras instancias como el Tribunal de Justicia Administrativa.

“Hay plazos, Constitucionales y legales, que deben respetarse. Además, hay que dejar claro que una observación no significa necesariamente que exista un quebranto al patrimonio público” mencionó.

Puso como ejemplo el caso de la Auditoría Superior de la Federación, que apenas está logrando resultados de las cuentas públicas del 2015.

Detalló que, cuando se hacen observaciones a una cuenta pública, los funcionarios involucrados tienen plazos para aclararlas, y la Auditoría Superior del Estado debe respetar ese derecho porque de lo contrario el afectado puede promover un amparo.

En ese mismo sentido, explicó que al menos 10 funcionarios que ejercieron recursos públicos en Tamaulipas, correspondientes a 2016, fueron demandados por la Auditoría Superior del Estado (ASE).

No pudo precisar el monto de los recursos públicos que están sin comprobar.
Precisó que la ASE no es quien determina responsabilidades, porque esa es una facultad de las instancias jurisdiccionales en materia penal y administrativa.

Estimó que el 20 por ciento de las observaciones que hace la ASE no se aclaran, por lo que se aplican las sanciones correspondientes, aunque no siempre son del tipo penal o administrativa, porque pueden hacerse amonestaciones públicas o privadas.

Dijo que el órgano fiscalizador está a punto de entregar al Congreso del Estado nuevos reportes de cuentas públicas.