abril 15, 2024
Publicidad
abril 13, 2021 | 173 vistas

Mauricio Zapata.-

Cd. Victoria, Tam.-
El estado de Tamaulipas se ubicó entre las primeras cinco entidades del país con mayor morosidad en el mercado financiero, según dio a conocer la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Por municipios, Tampico ocupa el primer lugar en morosidad y quejas, en tanto que Victoria se ubicó en el quinto puesto, por debajo de Madero, Matamoros y Altamira.

La instancia señala que la entidad ocupa el quinto lugar nacional con la cartera vencida, que reporta el 2.9 por ciento, equivalente a un monto de superior a los 12 mil millones de pesos.

Cabe señalar que según el Banco de México, la deuda total de la población financiera de los tamaulipecos es de 41 mil millones, sin embargo, de esa cifra, 12 mmdp son los que los usuarios no han podido pagar.

En su reporte mensual, la dependencia de la Secretaría de Hacienda señala que actualmente existen cerca de 800 mil tamaulipecos con acceso a la cartera de crédito, es decir, préstamos personales, crédito al consumo, crédito automotriz e hipotecario, de esta cifra, el diez por ciento se encuentra en las listas negativas del buró de crédito.

Considera que el alto índice de morosidad y cartera vencida por parte de los tamaulipecos se debe al nivel de desarrollo económico que existe en la entidad, así como la falta de cultura financiera en torno a la economía personal.

Por su parte, la Condusef señala que la cartera vencida es una falta de previsión y de irresponsabilidades de los gastos.

La Condusef previó que para finales de año aumente el número de deudores en la cartera vencida y el buró de crédito, por lo que aconsejó a la población en general a tener finanzas sanas.

En materia de recomendaciones, la Condusef sugirió a los usuarios utilizar créditos productivos, es decir, aquellos que pueden servir para la apertura de un negocio, la producción de algún producto o prestación de un servicio.

De acuerdo con especialistas, se prevé que este año las familias de esta entidad resentirán en sus bolsillos en mayor medida el estancamiento económico estatal y con ello los niveles de morosidad podrían incrementarse hasta un 30 por ciento más.

Comentarios