Golpe que no mata…

0
123
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Aún la guerra no ha terminado.

Y nadie ha sacado aún la banderita blanca de “pido paz”.

Eso sí, una de las partes ganó una batalla importante, quizás, una de las más “cruentas” que se estimó iban a librar en este lío bélico-político.

Podría venir un contraataque en los próximos días, sin embargo, la parte que hoy se dice ofendida ya tiene un caparazón muy grueso que los protege, por lo pronto, de alguna embestida.

Si bien hubo mucha confusión durante el viernes y parte del fin de semana, finalmente hubo un “iluminado” imparcial que pudo explicar lo que pasó con el ministro Alcántara. Y sí, le dieron la razón al Congreso local.

Y esa estrategia jurídica se la deben al secretario general del Congreso, Alfonso Torres, que trabajó de manera magistral el documento.

La Corte ya le acomodó varios golpes dolorosos a los CuatroTerianos, que vaya que les ha dejado heridas difíciles de sanar. Pero lo del fin de semana fue de esos que dejan cicatriz y marca muy difícil de sanar.

Insisto, la guerra no ha terminado, pero la batalla más importante la ganó la parte azul.

En términos boxísticos, le dio un hook que lo mandó a la lona en uno de los rounds. No obstante que sonó la campana antes de la cuenta de diez.

En términos futbolísticos: Lo azules le ganaron el juego de ida de la semifinal por un contundente marcador, que además jugó de visitante, por lo que los goles anotados cuentan para definir un desempate.

En términos taurinos: Los de acá se llevaron orejas y rabo en el tercero de la tarde (faltan dos astados por torear).

En términos beisboleros: Ganó el tercero de la serie blanqueando al rival.

En términos de dominó: Le ahorcó sus mulas y los dejó en zapato, pero aún faltan partidas por jugarse.

En fin, el asunto es que ni uno está derrotado ni el otro puede darse por vencido, tomando en cuenta que tiene el poder, y además, es de aquellos que no les gusta perder.

Pero por lo pronto una de las partes se fortalece de cara a lo que viene más pronto, que son las elecciones, que tienen que reconocer que el tema del desafuero les pegó muy fuerte y perdieron entre ocho y hasta 15 puntos en algunas regiones.

Estamos ya casi en la recta final de las campañas y, desde luego, este asunto va a pesar en los marcadores finales. Si es que no viene una fuerte embestida pronto, que pueda cambiar el escenario.

Por lo pronto, uno anda feliz de la vida y el otro está que no lo calienta ni el sol mañanero.

Insisto, aún la guerra no ha terminado y pueden venirse más batallas importantes y dolorosas.

EN CINCO PALABRAS.- Esto aún no se acaba.

PUNTO FINAL.- “No hay mal que dure un sexenio”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata