No hay fecha para nombrar nuevo Obispo en Victoria

0
48
Óscar Tamez Villarreal
Sacerdote Óscar Tamez Villarreal
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rubén Jasso.-

Cd. Victoria, Tam.-
Luego de oficiar una misa este mediodía con motivo de las fiestas patronales de la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, el sacerdote Óscar Tamez Villarreal, quien llegó procedente de Monterrey, Nuevo León, para encabezar dicha festividad, señaló que no hay una fecha definida para nombrar al nuevo Obispo de la Diócesis de Victoria para ocupar el lugar que tenía hasta hace unos meses Antonio González Sánchez.

“Está el proceso de consulta, no depende de nosotros, depende de la Nunciatura”, dijo en un breve diálogo con representantes de medios de comunicación.

Y agregó: “No hay tiempos, pensamos que pueden pasar cuatro, cinco o seis meses o puede pasar un poco más, eso depende de la Nunciatura Apostólica”, remarcó.

Depende de que haya candidatos

El sacerdote dijo que la designación de un nuevo Obispo no depende de que haya candidatos, más bien es un proceso largo en donde se toman en cuenta diversas opiniones.

“Esto no es de candidatos, de ‘yo quiero o él quiere’, esto depende del Santo Padre, son consultas, se consulta al pueblo de Dios, se consulta a sacerdotes, se van haciendo las consultas y esto lleva un tiempo”.

Esperar que cumplan

Por último, el sacerdote regiomontano dio su opinión sobre la jornada electoral del pasado domingo, haciendo énfasis en que ahora los ciudadanos esperan que los ganadores cumplan sus promesas.

“Hay que agradecer a todos los que participaron porque cumplieron con sus deberes ciudadanos y ahora es tiempo de que se cumplan las promesas y buscar siempre el bien común, como decía Aristóteles en el libro de la política, es buscar el bien común”, puntualizó.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo, Antonio González Sánchez decidió dejar su encomienda como Obispo de la Diócesis de Victoria por motivos de salud, de acuerdo a lo que se plasmó en una carta que fue enviada al Papa Francisco, quien aceptó la renuncia, designándose como encargado de la Diócesis a Monseñor Rogelio Cabrera López, de Monterrey, Nuevo León.

Polémica por cubrebocas

La renuncia de González Sánchez se dio en medio de la polémica luego de causar revuelo a nivel nacional por sus declaraciones durante una misa dominical el mes de marzo respecto a que el uso del cubrebocas para prevenir riesgos contra el covid-19 era no confiar en Dios.

Además, durante los 25 años que estuvo al frente de la Diócesis, pero sobre todo de dos o tres años hacia acá, se caracterizó por dar opiniones acerca de temas políticos, convirtiéndose en un férreo crítico del Gobierno Federal y del presidente Andrés Manuel López Obrador.