Jaime Lozano quiere que México tenga la actitud de Tigres en el Mundial de Clubes

0
24
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Después de la medalla de oro que consiguió la Selección Mexicana en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, a las siguientes generaciones no se les deja de cuestionar si podrán lograr lo mismo. Le sucedió al conjunto de Raúl Gutiérrez en Río de Janeiro 2016 y ahora al de Jaime Lozano, que debutará este 22 de julio ante Francia (3 de la mañana tiempo de México).

Jaime no evade esa responsabilidad; es más, lo ve como una motivación. Sabe bien que, si ya se logró en una ocasión, también sus pupilos tienen la posibilidad de lograrlo. En lo personal, Lozano también habla de la ilusión que tiene por arrancar esta participación con el Tricolor, pues como futbolista no le tocó acudir a una justa olímpica.

El conjunto nacional debutará ante Francia, un rival de jerarquía después tocará turno de enfrentar al anfitrión Japón y cerrará la fase de grupos con Sudáfrica.

¿Qué has hecho para que el grupo no se intimide por enfrentar a Francia?

Debe ser muy motivante jugar contra esos equipos, te lo digo por mi experiencia como jugador, te motivabas al enfrentar a esos equipos. Ya vimos a Tigres recientemente con el Bayern (en Mundial de Clubes), no es un equipo que se achica, salieron con muchas ganas de trascender, de ganar, de jugarle al tú por tú. Debemos salir a dar lo mejor de nosotros, subir el listón de nuestra exigencia para poder llegar, competir, clasificar a la siguiente ronda, y aspirar a la medalla de oro.

¿A este equipo le ayuda el tener jugadores de recorrido que incluso han jugado con la Selección mayor?

Siempre será mucho más fácil el tener jugadores que tienen mucho más minutos, partidos, que son protagonistas, que son referentes en sus clubes, varios de ellos han estado en la Selección mayor, obviamente la presión es distinta. Aunque acá también hay presión por lo que nos vamos a jugar y dónde vamos a jugar. Lo hemos dicho que, poquitito abajo y no sé si esté a la par, pero los Juegos Olímpicos es una gran vitrina para que todo mundo te vea.

¿Qué representa para ti la medalla de oro que se conquistó en Londres 2012?

Todo es cuestión de perspectiva. Para mí, el que lo haya logrado México no es tema de presión, al contrario, es tema de que ya lo hicimos; entonces, podemos hacerlo de nuevo. Yo lo veo así y cada vez que estoy en la cancha lo recuerdo, y hasta fuera de ella, en mi vida diaria, lo digo. Lo podemos hacer porque otros ya lo lograron, porque tenemos la capacidad de hacerlo de nueva cuenta.

Fácil no va a ser, las cosas que en verdad nos llenan de orgullo y que mucha gente quiere no son fáciles; hay otras selecciones que pensarán lo mismo, pero hay que pelear con todo, prepararse muy bien para el momento que te toque competir hacerlo de la mejor manera posible, para no quedar con ese mal de boca de no haber hecho las cosas necesarias en el momento dado. Para mí es una gran motivación de que México ya lo haya podido lograr.

En lo personal, ¿qué significa para ti el dirigir en unos Juegos Olímpicos?

Me siento muy bien, muy tranquilo, sobre todo, dentro de la cancha trato de aprovechar cada instante que paso con el jugador para platicar, para mostrarles ciertas cosas que me gusta que hagan. Este proceso de un poquito más de dos años ha sido de mucho aprendizaje, lo noté de un Panamericano (2019) a un Preolímpico (2021), cómo me comporté yo, los jugadores y el cuerpo técnico; cómo lo llevamos a cabo y cómo logramos solventar algunas cosas que no iban como esperábamos. Tengo la posibilidad ahora de vivir una experiencia padrísima que muchos deportistas no han vivido y quizá no vivan nunca, así que estoy en un lugar privilegiado, tengo que aprovechar y, sobre todo, disfrutar esta posibilidad.