33.4 C
Ciudad Victoria
lunes, 20 de septiembre de 2021
Más
    Publicidad
    Inicio Internacional Médicos revelan aumento en casos de sarna a causa de la pandemia

    Médicos revelan aumento en casos de sarna a causa de la pandemia

    0
    96
    Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

    El 2020 y 2021 han sido años difíciles, no solo por el COVID-19 que ha dejado a muchas familias incompletas y mantiene a otros al filo de un hospital, sino por las múltilples enfermedades que se han brotado.

    La pandemia ha provocado largos y severos confinamientos acompañados de colapsos que produjeron algunas enfermedades entre la sociedad, según algunos médicos han rebrotado los casos de sarna, afección cutánea contagiosa provocada por ácaros que provocan intensos picores. Y una enfermedad con estigma social, habitualmente asociada a la suciedad y la pobreza.

    Este rebrote ha sido documentado por el doctor Miquel Casas, responsable de la unidad de dermatología pediátrica del Hospital Parc Taulí de Sabadell en el artículo Sarna: una epidemia dentro de una pandemia.

    En este medio Casas explica que la incidencia de sarna en Catalunya “se ha disparado desde el inicio de la pandemia”.

    De acuerdo al dermatólogo, antes de la pendemia, los casos eran anecdóticos y casi siempre vinculados a colectivos determinados y en las capas sociales más pobres; hoy, según su testimonio, ya se identifica en todos los estratos sociales y condiciones debido a una pandemia de coronavirus que cree que ha creado un “caldo de cultivo” para que los brotes de sarna exploten.

    Las causas, según reflexiona Casas en El Món, deben buscarse en los duros confinamientos que ha generado la pandemia de coronavirus. Esto es, núcleos familiares o sociales encerrados mucho tiempo entre las mismas cuatro paredes, creando así focos de transmisión.

    Según los cálculos del doctor, la incidencia de sarna en Catalunya se ha multiplicado, como mínimo, por diez desde la pandemia. La mayoría de casos se registran en pisos de estudiantes, residencias, centros de días o familias.

    A ello hay que sumar que el estigma social que acompaña a la enfermedad provoca que muchas veces haya casos no declarados por vergüenza, o que se identifican tarde, retrasando y complicando el tratamiento, a lo que cabe añadir el colapso que han sufrido los CAP a raíz de la covid, especialmente en las últimas semanas.