¿Se seca el árbol de la democracia?

0
31
Ma. Teresa Medina Marroquín.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Ayer por la mañana la que dejó de ser hace prácticamente unas horas secretaria de Gobernación y ahora (por esas cosas raras de la vida) es la flamante presidenta del Senado, precisamente a partir de este uno de septiembre, era entrevistada por un noticiero de la Ciudad de México.

Hablaban doña Olga Sánchez Cordero, reconocida jurista, y su interlocutor de temas vinculados a la siempre extravagante y estrafalaria arquitectura de la política mexicana.

Es decir, de cosas no muy interesantes o del bla, bla, bla y más bla eterno que dice y no dice, pero que siempre los gobernantes en turno, antes desde Los Pinos y ahora desde Palacio Nacional, trataron de defender y sacralizar ante la mirada desconcertada y ofendida del pueblo mexicano.

Todo iba bien dentro de esa “normalidad” que suele ser barnizada por una vitalidad convincente (como si los gobiernos federales del pasado e igual al de ahora estuvieran desarrollando un proyecto grandísimo de nación) cuando de pronto, no sé si a doña Olga o al periodista, pero el caso es que fue a uno de los dos, se le ocurrió hablar de democracia.

Y abordaron el tema sin ningún pudor, intentando corporizar al llamado “poder del pueblo” como algo muy distante de los sucesivos carnavales políticos y electorales donde, como todo mundo lo sabe, se utilizan las técnicas más impresionantes de la mercadotecnia que disfraza la apetencia extrema por el poder, haciéndola ver como una epopeya nunca antes vista por el torturado pueblo de México.

 

DEJÉ DE VER NOTICIAS O SON DE LA MISMA CALAÑA

Supuse de inmediato dos cuestiones:

O yo sin saber había dejado de ver y escuchar noticias desde el 1 de diciembre de 2018, fecha cuando López Obrador ascendió al poder, transformándose la democracia en una historia reciente de excelentes  políticos comprometidos con la justicia y la prosperidad de la nación, o simplemente estábamos una vez más ante un par de sujetos que, como todos los de su calaña, siempre dicen lo mismo, y cuyo decir francamente no dice nada ni gran cosa.

¿Entonces para que hablaban de democracia? ¿O acaso se trata de otra forma y concepto de democracia que gran parte del pueblo no entiende o se le oculta, pero en la que lo hacen participar como si se tratara de un festejo meramente patriotero?

¿Cómo es que la también ex ministra de la Corte abordó el tema de la democracia con tanta convicción, si de pronto pasó de ser Secretaria de Gobernación a Presidenta del Senado de la República? ¿Eso es democracia?

¿O acaso la nueva democracia es una especie de juego extraño donde una como simple ciudadana desconoce que en ella existen los más oscuros y costosos intereses?

Siendo así el país no formaría parte de esa democracia original que, de una forma u otra, recorre todo ese concierto de naciones latinoamericanas, instalándose sin mucho o excesivo gasto público pero demostrando su presencia y eficacia en términos de aplicación de la justicia en todos los niveles sociales.

Esa democracia “Hecha en México” es la que realmente se opone al avance de las instituciones y de la justicia, propiciando en cada proceso electoral una división y polarización entre el pueblo y los mismos grupos de poder, como una herida profunda que lejos de unirnos a todas y a todos está abriendo cada vez más esa llaga, cuya carne viva sólo fomenta, a partir de su enorme dolor, guerras y odios que no pueden ser remediadas porque el árbol verdadero y frondoso de la democracia se está secando.

Además han sido suplantadas sus maravillosas funciones que por su ausencia el pueblo nunca llega a sus propósitos, nunca cree completamente y nunca se le permite ver por las cortinas de humo que le tienden y por las que jamás, desde la Conquista, saldrá de su  miseria.

 

UAT GARANTIZA UN RETORNO SEGURO Y LIBRE DE COVID-19

Plausibles las medidas que el rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, viene impulsando a través de incrementar acciones que garanticen a la comunidad universitaria el retorno seguro y libre de Covid-19. Este regreso a clases presenciales seguro y libre del virus de la pandemia es avalado por las autoridades, es un proceso que sigue las indicaciones giradas por la Secretaría de Salud de Tamaulipas, garantizando el bienestar del personal, el alumnado, las familias y la población en general.

¡Feliz fin de semana!       

[email protected], @columnaorbe, columnaorbe.wordpress.com