Revisando el término política

0
38
Héctor F. Saldívar Garza.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Héctor F. Saldivar Garza.

El término política invita a la reflexión, o  por lo menos en mi caso así fue; por tal razón, a continuación redactaré unos párrafos sobre dos de las concepciones que más se comentan en torno a su contenido, con el propósito de cada quien determine un criterio al respecto.

Una de las apreciaciones de la palabra va en el sentido de relacionarla con el hecho de gobernar, dirigir o encauzar grupos humanos e incluso sociedades. Quizás es la más difundida en México, donde haciendo un análisis de lo acontecido en este ámbito en la etapa de consolidación de la Revolución Mexicana, digamos a partir de los años treinta del siglo XX hasta el momento actual, podemos afirmar que salvo este sexenio, los grupos o familias que han estado al frente de las decisiones políticas han sido un conjunto no muy amplio y con interrelaciones considerables entre ellos como estudiar en colegios y universidades similares, pertenecer a las mismas agrupaciones y organismos sociales y otras cuestiones parecidas, que originan al transcurso del tiempo que sus relaciones amistosas, económicas, políticas e incluso familiares se profundicen.

Los entes donde en ocasiones se integran de manera privada, generalmente son un tanto desconocidos por razones no siempre confesables, y pueden corresponder al ámbito financiero, cultural, religioso, sobre las cuales poco se informa y surgen a la luz, por motivos extraordinarios, muy lejanos al ánimo de mostrarlos al público.

Un ejemplo de ello lo tenemos en la organización NXIVM sobre la cual un gran sector de la sociedad nos enteramos de su actividad a través de BBC News Mundo del 23 de mayo de 2019, donde informan que Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, era considerado presunto cómplice de Keith Raniere, líder de esa agrupación que se anuncia de auto ayuda, pero fue acusada de crear una secta de esclavitud sexual. Aseguran en la noticia que este grupo impartía talleres conocidos como Ejecutive Sucess Programs, los cuales eran dirigidos por Emiliano Salinas.

Como bien se sabe, el licenciado Salinas de Gortari es cabeza notoria de un gran sector de la política en el país, el cual además de haber arribado a la presidencia en forma poco clara, por decirlo de una manera discreta, tuvo su régimen un desempeño donde se presentó  desarrollo económico extraordinario, pero registrado en pocas familias, con una mayoría de la sociedad marcadamente empobrecida.

Como dato significativo sobre ese periodo señalamos que de acuerdo con la Revista Forbes, México sólo tenía inscrita una familia entre las más ricas del mundo y se incrementó a 24. Sin embargo para el resto de la sociedad la mejoría no se manifestó.

Quizá por razones como la presente, esta visión de la política se encuentra sumamente desprestigiada ante la sociedad, de tal manera que no obstante comprenderse que es de gran trascendencia contribuir al desarrollo social a través de esta disciplina, muchos optan por renunciar a ejercerla, temiendo al riesgo de ser objeto de críticas nocivas; esto sucede sobre todo entre los sectores de bajo nivel económico social, porque es ahí donde más se complica destacar. Asimismo, en esos espacios, si se toman iniciativas políticas para defender el medio ambiente, o que se presente un uso adecuado del agua, lo más probable es que resulten enfrentamientos donde no siempre resultan bien librados los líderes sociales.

La otra acepción del término política se entrelaza con principios y valores, o ética y moral. Suele surgir de un ideario que se constituye de teorías sociales que mediante la reflexión son asimiladas como lógicas y/o adecuadas para el desarrollo del país. También es producto del ambiente donde nacen o crecen las personas; las cuales en la medida que son impactados por el medio se va solidificando en ellos lineamientos que se establecen como pautas de conducta.

Estas posturas pueden ser hacia diferentes direcciones, así tenemos los casos de infantes nacidos en familias que están ubicadas en la parte alta de la pirámide socio económica, estudian en instituciones privadas con tendencia religiosa, pertenecen a los casinos más selectos por su linaje, e interrelacionan básicamente entre el mismo sector de origen. Igualmente citamos al otro extremo, donde se ubican fundamentalmente personas con bajos ingresos, que en ocasiones no asisten a la escuela, o de hacerlo es en instituciones públicas; suelen no pertenecer a organizaciones, salvo a las que directamente las enlazan como consecuencia de las actividades profesionales, deportivas o demás que llevan a efecto.

De estas reflexiones destacamos, que lo ideal sería que a la política se dedicaran personas que tuviesen ideales sociales, y de acuerdo con la situación actual del país, tuviesen objetivos de pugnar porque avancemos en lograr un freno a la pobreza; y en contraparte generemos proyectos de desarrollo para crear riqueza, la cual aterrice en las zonas donde más se requiere.

Esto podrá conducirnos a que al transcurso del tiempo México avance económicamente, y si en paralelo implementamos una mejoría educativa,  probablemente los índices delictivos irían superándose, mostrando mayor equidad social.