junio 16, 2024
Publicidad
septiembre 27, 2021 | 90 vistas

PITTSBURGH, EU., septiembre 26 (Agencias).-

Los Bengals Cincinnati rompieron las quinielas y se llevaron la victoria en Pittsburgh al vencer a Ben Roethlisberger y los Steelers por 24-10 en juego de la Semana 3 de la NFL.

En el 2020 impusieron una marca de la franquicia al estar invictos durante once partidos, pero después llegó la hecatombe y parece que esa mala inercia sigue en los Pittsburgh Steelers, que sumaron su segunda derrota en tres semanas en la NFL en esta naciente Temporada 2021 contra uno de sus mayores rivales divisionales, los Cincinnati Bengals.

Triunfantes en diciembre del 2020, en el que fue entonces el tercer descalabro seguido de Pittsburgh, los Bengals se metieron al Heinz Field para derrotar a los Acereros de visitantes, algo que no hacían desde 2015 en la época de Andy Dalton como mariscal de campo, y AJ Green y Geno Atkins como grandes estrellas.

La inoperancia ofensiva de Pittsburgh es alarmante. Sin su mejor receptor, Diontae Johnson, por lesión, los de la Ciudad del Acero ni cosquillas le hicieron a una defensiva de Cincinnati que ha mejorado respecto al año previo, pero ni remotamente está en la élite.

Todo lo intentaron con el corredor, Najee Harris, pero se volvieron predecibles. Por su parte, Joe Burrow mostró que el futuro le pertenece en la NFL -a diferencia de Ben Roethlisberger- al lanzar para tres anotaciones con los Bengals, dos de esas con el novato y excompañero en la universidad de LSU, Ja’Marr Chase.

Y como se había anticipado por parte de muchos especialistas, sorprendentemente los Bengalíes dejaron al ataque terrestre de Pittsburgh en solo 40 yardas y le interceptaron dos veces al Big Ben, que se fue abucheado junto al resto de los jugadores y Mike Tomlin, el entrenador cuyo plan de juego para nada gustó a sus aficionados y tuvieron que soportar la segunda derrota en fila para su equipo.

Comentarios