abril 15, 2024
Publicidad
octubre 4, 2021 | 63 vistas

Diego López Bernal.-

Cd. Victoria, Tam.-
Un aumento al precio de la tortilla resulta inminente, toda vez que los empresarios de ramo califican de insostenible la inflación en los principales insumos, ya que son uno de los sectores más afectados con las alzas semanales en el gas licuado de petróleo (LP).

A la fecha, los tortilleros enfrentan un aumento en los precios oficiales del energético de 17.96 por ciento desde el uno de agosto, pero la afectación es aún mayor, pues en la práctica es de alrededor del 40 por ciento.

Cabe mencionar que antes del control de precios ordenado por el Gobierno federal los industriales de la masa y la tortilla tenían un precio preferencial de los permisionarios, el cual terminó precisamente el uno de agosto.

De acuerdo al primer aviso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en la fecha antes mencionada el precio máximo por litro de gas LP fue de 11.80 pesos, mientras que para esta semana el autorizado es de 13.92 (17.96 por ciento más), el cual impacta ya en las ganancias de los industriales.

Al ser cuestionados por El Diario MX sobre las alzas en el gas, algunos empresarios admitieron que ya resulta urgente vender más cara tortilla, pues también recientemente enfrentaron un aumento de 300 pesos en la tonelada de la harina de maíz; el precio promedio actual de las tortillas es de 20 pesos.

Además, aclararon que antes del control de precios ellos tenía uno preferencial por parte de las compañías gaseras instaladas en esta Capital, que en promedio era dos pesos menor al ofertado al público en general.

Pero este apoyo terminó con la medida implementada por el Gobierno de la República y desde agosto compran el energético al mismo precio que el público en general, por lo que el aumento para ellos ha sido aún mayor, llegando ya a pagar hasta 42 por ciento más.

Para ejemplificar, la fuente consultada señala que uno de sus negocios, que solo tiene como punto de venta la tortillería donde se elabora el producto (es decir, no reparten en tiendas de abarrotes), venden un promedio de 600 kilogramos diarios, lo que los obliga a llenar el tanque de gas de 500 litros una vez por semana.

Lo anterior significa que el uno de agosto los propietarios de la tortillería de referencia pagaban a precio oficial cinco mil 900 pesos para surtir el gas cada semana, mientras que del tres al nueve de octubre tendrán que desembolsar seis mil 960 pesos, lo que significa un aumento acumulado en dos meses de 17.96 por ciento.

Por último, los tortilleros admiten que lo que pagan actualmente por el gas LP es mayor ya a lo que lo compraban antes del control de precios, pues hay que recordar que el uno de agosto, al inicio de este programa federal, sí se registró un descenso considerable con respecto al mes de julio, esto se debe a que dejaron de tener una tarifa preferencial.

Comentarios