Pero qué falta de incongruencia

0
140
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

A todo aquel que le falte la incongruencia, le andará sobrando la congruencia.

De eso acusa el dirigente estatal y coordinador de la bancada panista en el Congreso local al Gobierno federal y, aunque no esté muy seguro de lo que dijo, tiene mucha razón, en el añadido de que lo que a los de enfrente falta, en casa abunda.

Entre las tantas cosas inéditas, inverosímiles y pueriles que se dan por estos tiempos aciagos de la política, ayer se dio un empate en la votación dentro de la sesión plenaria semanal del Congreso local.

18 diputados votaron a favor y cantidad igual en contra, de conceder dispensa de trámite a un exhorto al Gobierno federal, promovido por el PAN, para que vacune a todos los niños de 12 a 17 años de edad.

Ese segmento de la población, han dicho las autoridades sanitarias centrales, sí están considerados en la jornada inmunizadora, pero serán los últimos en turno, cuando se acabe de vacunar a la población adulta que aparecía en mayor riesgo, en sentido decreciente de edad.

Inicialmente tampoco los jóvenes se consideraron, pero en cuanto se tuvo acceso a las vacunas para ellos, procedieron a inmunizarlos, y en esas están en estos días, aplicando las segundas dosis.

Frente al inédito empate, tuvo que “consultarse el librito” que concediendo la facultad al Presidente de la Mesa, para el caso el diputado JESÚS SUÁREZ MATA, este optó por turnarla a comisiones.

Antes de esa, ya se había rechazado, esa sí por votación directa, la dispensa a otra iniciativa del PAN, con el mismo y único objetivo de pretender enlodar al Gobierno federal morenista, acusándolo de deshumanizado.

En ese caso, el exhorto era para que el Gobierno federal destinara las medicinas para la atención al cáncer infantil en todos los hospitales públicos, sacando cifras “escalofriantes” del número de víctimas endosadas al gobierno.

Ahí fue, cuando en entrevista sobre el tema antes de entrar a la sesión, el CACHORRO, dirigente del PAN en Tamaulipas, dijo que “el Gobierno federal carece de incongruencia”.

La –incongruencia- que no le falta a él y su partido, también suele llamarse en el catálogo de las patologías como “memoria selectiva” o “desmemoria a la carta”.

Si en Tamaulipas los pacientes de cáncer hoy en día carecen de medicamentos y por ello están muriendo, no atañe al Gobierno federal, desde que el estatal decidió salirse del pacto del INSABI, para reclamar el manejo del presupuesto de la salud de manera directa.

Pero la memoria les ahogaría la garganta hasta matar a los diputados y mandos panistas, si se acordaran que apenas hace cinco años, cuando llegaron al Gobierno estatal, no eran las medicinas del cáncer, sino todas las medicinas las que dejaron de comprarse para disponer de un presupuesto que hasta la fecha no se sabe su destino, pero existen muchas sospechas.

En su tiempo, cuando las largas filas de pacientes reclamantes se hicieron en los hospitales y hasta una Secretaria –LYDIA MADERO- renunció porque le escamotearon el presupuesto mínimo para operar, se documentó el desvío.

El primer concurso para compra de medicinas en el actual sexenio estatal se declaró “desierto”, porque pedían el abasto de un millón y medio, pero exigían un capital de 400 millones a los concursantes, sin decir que hasta esa suma iban a simular pagar y facturar.

Para el segundo “concurso”, se puso como requisito a los concursantes contar con una “distribuidora automatizada”, presunto aparato que se inventó la misma empresa a la que “se asignó” el primer contrato.

Luego resultó que la mentada INTERMED no solo vendía facturas, en lugar de medicinas; también comerciaba con audiovisuales grabados tramposamente, para extorsionar a personajes tan encumbrados como el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Pero esa es otra historia.

De la generalidad, a la especialidad, el gobierno panista tamaulipeco en materia de atención a los pacientes infantiles de cáncer no solo dejó de aplicar el presupuesto; además, despojó a las asociaciones civiles de ayuda de los instrumentos con los que recaudaba fondos para dar viáticos a los familiares foráneos y comprarles medicina a los pacientes de escasos recursos.

La recolección y venta de taparoscas, por ejemplo, la absorbieron las instancias oficiales que reciben subsidios y presupuesto para la ayuda social.

El hecho es que no hubo medicinas cuando el Estado recibía todo el presupuesto para operar y si ahora sigue sin haber medicinas e insumos en los hospitales del Estado, igual seguirá siendo su culpa y más explicaciones deberá dar sobre los presupuestos que con tanta pasión reclamó.

El diputado presidente del Congreso, ARMANDO ZERTUCHE ZUANI, tomó la tribuna para ponerle algunos puntos a las íes, como rechazar que su partido y bancada esté en contra de la salud pública y anunciar que en esos temas, su convocatoria es a transitar juntos en busca de las soluciones.

La serenidad del pastor camaral morenista tal vez no altere el script de la gritonería y el arrebato heredado de la pasada bancada panista a la nueva, pero por lo menos va a evidenciarles en su ausencia de argumentos y mediocridad parlamentaria.

Cinco iniciativas presentaron los y las diputadas morenistas, las más relacionadas con la austeridad, la transparencia y la equidad presupuestal, de cuyos criterios se enriquecerá la revisión del paquete fiscal que envíe el estado para el año entrante.

El Congreso quiere más presupuesto, pero gastarlo mejor; “la partida secreta”, que siempre se ha usado en el cabildeo, de entrada, ya no piensan dárselo a la junta de gobierno del Congreso; la sospecha es que hasta el gasto corriente, dietas y salarios, van a escamotearles.

En una carne asada, “que ya les debía desde hace mucho”, les dijo a un grupo de periodistas que convidó el dirigente estatal del PAN, aseguró que se está preparando para asumir la mayoría en la actual Legislatura local.

La declaración, infidencia o alarde del CACHORRO, aparte, de que en la última década ha sido siete veces levantado, pronto fue sacada de las redes, como una forma de no tener que después andar haciendo aclaraciones.

Tras cinco años de andar desplumando a la gallina, ahora “los cachorros” andan aventando puñados de maíz, siguiendo la escuela estaliniana, a ver si luego del cinco de junio, ya sin maíz, ahí siguen pegados a sus extremidades, buscando sus mendrugos.

“Ahora parecen buenos y les dicen que los quieren muchos, después de agredirlos, perseguirlos y despojarlos a lo largo de cinco años. No les crean, quieren exhibirlos, quitarles la dignidad y denostar a MORENA”, les dijo profético, el senador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA a los diputados locales electos de su partido, cuando los cursos de inducción.

No todos tomaron nota, visto está, empezando por las dos señoras aquellas que Morena hizo diputadas y el PAN se las pirateó en las primeras de cambio.

En el PRI tamaulipeco cada vez ven con más recelo la eventualidad de que pueda consumarse a nivel central la alianza con el PAN y el PRD para la elección de gobernador del estado.

EDGARDO MELHEM SALINAS, el dirigente estatal tricolor, por lo pronto, ya sacó el aval del dirigente nacional para trabajar de manera autónoma, como si se fuera a ir con candidato propio, en la seguridad de que con el PAN tienen todo que perder y nada qué ganar.

No se descarta algún evento coyuntural en el último momento, pero en el aquí y ahora no hay visos de algún punto de acuerdo.