Lo que se dice…

0
173
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata

PRI.- El PRI tamaulipeco no quiere ir en alianza con Acción Nacional para las elecciones del año entrante. Los más destacados tricolores ven que no hay piso parejo y que, además, no hay voluntad de los panistas para sentarse a negociar y hacer consensos. Señalan que, para empezar, les mandan recados con un tal “Cachorro”, el cual no los trata bien, como si ellos, los del PAN, les hicieran un favor hablando con ellos e incluyéndolos en la alianza.

SOBERBIA.- Quizás los tricolores tengan razón. Y es que, la soberbia es el peor enemigo del panismo tamaulipeco. Soberbia que los ha cegado; soberbia que no les ha permitido ver más allá de su nariz y no prever los escenarios catastróficos. Un ejemplo es Reynosa. Maki Ortiz les pidió una diputación federal pluri para ella y una local para su hijo. No quisieron, ahora no tienen dos diputaciones federales, tres locales y una de las alcaldías más importantes de la zona norte del país. Otro ejemplo fue la elección 2021 local. De haber ido en alianza, tendrían Nuevo Laredo y Victoria, además de, al menos, dos diputaciones locales más y dos federales. Hoy, están pagando las consecuencias de su soberbia.

2022.- Si Acción Nacional se aferra en esa soberbia para la elección del año entrante, y los priistas se encaprichan, ni uno ni otro va a poder lograr algo importante. El PAN tiene oportunidad de competir, pero necesita a los tricolores de su lado. Requieren ambos bandos de su fuerza y experiencia para derrotar a un Morena que por sí solo, sin candidato, tiene medio pie en Palacio de Gobierno. Así que, deberían bajarle dos o hasta tres rayitas a su soberbia, mandar a un operador de a de veras a negociar y establecer reglas claras, parejas y justas.

CONFIADOS.- Por el lado guinda, los aspirantes siguen confiadísimos. Luego de la foto del fin de semana pasado en la que mandaron una señal de unidad, más tardaron en publicarlo en sus redes que los integrantes de esa foto decir que ellos eran los buenos. Por un lado, los ‘americanistas’ mandaron decir que se unieron a ellos. Los ‘valderramistas’, que no, que era hacia su persona. El JR se destapó y dijo que él será el bueno. Erasmo que no, que no hay nada para nadie. Total que ni unidos… solo reunidos.

DIPUTADOS.- Tal pareciera que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Armando Zertuche no tiene poder de decisión y obedece a otros factores o a otros políticos. Y es que dicen que desde Ciudad Madero le dictan lo que tiene que decir, hacer y actuar. Lo peor es que ni siquiera guarda las apariencias. Dicen “no mentir” como parte de su doctrina, pero al menos en eso ya falló, porque al inicio, dijo que este, sería un Congreso independiente, y éste depende de un alcalde y un diputado federal. ¡Háganme el favor!

EN CINCO PALABRAS.- Son lo mismo pero diferente.

PUNTO FINAL.- “En política, como en la vida misma, los apodos son para siempre”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata