Debate en su máximo nivel… de agravios

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza / Mauricio Zapata.-

CRÓNICA

El Salón de Plenos del Congreso del Estado terminó convertido, este miércoles, en un campo de batalla, donde el lenguaje verdulero y el abucheo abundó en los debates desde la tribuna legislativa y desde las mismas curules. Los diputados se sacaron los trapitos al sol.

En uno de los momentos más álgidos de la discusión, de una iniciativa de punto de acuerdo con la que el PAN reclamaba el recorte de más de 20 mil millones de pesos que se aplicará al presupuesto para el campo en el 2022, se llegó a escuchar en el recinto un, “ching… a su m…”.

En lo que va de la 65 Legislatura, el pleito se ha centrado en las bancadas de Morena y el PAN. Los diputados del PRI, Movimiento Ciudadano (MC) y PT se mantienen como espectadores. En cada sesión, Gustavo Cárdenas Gutiérrez no para de reír desde su curul.

A diferencia de otras sesiones en que el acaloramiento de las discusiones ocurría en asuntos generales, esta vez el desencuentro se dio en el apartado de iniciativas.

Tres temas en particular fueron los que más encendieron los ánimos en el Pleno. Uno, el exhorto del PAN a la Cámara de Diputados para que frene el recorte del 27 por ciento al presupuesto para el campo en el 2022; otro, la exigencia de Morena al Gobierno del Estado para que Tamaulipas se adhiera al Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi); y tres, la acusación del morenista Humberto Prieto Herrera sobre el gasto multimillonario del Gobierno del Estado, de más de 600 millones de pesos, para cuidar la imagen del mandatario estatal, Francisco García Cabeza de Vaca, desde la Ciudad de México.

En el asunto del campo, pancartas en mano, los panistas exigían que la iniciativa se aprobara de inmediato, y aunque hubo dos votaciones empatadas con 18 votos, al final el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Suárez Mata, hizo valer su voto de calidad y dispuso que el documento fuera enviado a Comisiones.

Ahí se comenzaron a calentar los ánimos. La diputada del PAN, Imelda Sanmiguel Sánchez, también secretaria de la Mesa Directiva, exigía que la iniciativa se retirara del orden del día y que no se enviara a Comisiones. El presidente Suárez Mata nunca le dio la palabra, y ante la insistencia de aquella ordenó un receso, en medio del griterío de morenistas y panistas.

Luego vino el tema del Insabi. Los de Morena reprocharon al gobierno de Cabeza de Vaca que no se haya adherido al sistema de salud federal, porque desprotege a los tamaulipecos y les viola el derecho a la salud.

Los panistas no se dejaron. Félix Fernando García Aguiar e Imelda Sanmiguel Sánchez exhibieron el fracaso del Insabi. “Ni siquiera protege la enfermedad del cáncer”, dijo la segunda. “Pónganse a estudiar antes de venir a la tribuna”, aconsejó el primero.

Ya en asuntos generales, el morenista Prieto Herrera les reclamó a los del PAN su doble discurso, porque exigen más dinero para el campo, pero el gobierno gasta hasta 600 millones de pesos en cuidar la imagen del Gobernador en la Ciudad de México.

El coordinador de los panistas, Luis René Cantú Galván, se subió al “ring” legislativo.

“No señalen en lo corto, cuando en lo largo hay cola que se les tiene que pisar”, respondió, para luego recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha gastado 130 millones de pesos con sus conferencias mañaneras, y 434 millones de pesos en estadios de beisbol.

“Mientras eso sucede, el campo está abandonado y no hay medicamentos para los pacientes con cáncer”, acusó, mientras Suárez Mata exigía orden a los diputados, que desde sus curules abucheaban unos, y aplaudían otros.

La panista Sanmiguel Sánchez regresó a la tribuna para pedirle a los otros grupos parlamentarios que no se vean como enemigos.

“No venimos aquí a estar gritando y peleándonos entre nosotros, que por si somos mayoría o no somos mayoría. Veamos por los intereses de los tamaulipecos. La corrupción está en el Gobierno federal”, exigió.

La contestación le llegó del morenista Eliphaleth Gómez Lozano.

“Empecemos por Tamaulipas para ver cómo se están usando los recursos, en imagen, publicidad del Gobernador y en la renta de camionetas blindadas”, acusó.

“Se acaba de dar un balazo en el pie, diputado”, le señaló el panista García Aguiar.

“¿Qué pasó con el Jetta del presidente López Obrador. Dónde está la austeridad. Es un engaño. No vengan a especular aquí. No suban sin datos”, le dijo.

El desencuentro subió de tono cuando Prieto Herrera anunció que Morena presentó una acción de inconstitucionalidad para anular la “Ley Guarura”, que le garantiza protección de por vida, con cargo al erario público, al gobernador Cabeza de Vaca, al fiscal general de justicia, y a los secretarios general de Gobierno y de Seguridad Pública.

“Básicamente quieren los del PAN que les paguemos de por vida su seguridad, sus guarros y sus camionetas blindadas”, denunció.

Y luego enfocó sus baterías contra el presidente estatal del PAN, Cantú Galván.

“Que nos diga cómo le hacen para traer sus camionetas blindadas”, cuestionó, y añadió: “Los diputados de Morena estamos aquí para deshacer ese enramado de corrupción. No los vamos a dejar hacer negocio. Les vamos a destapar ese mugrero para que la mayoría rapaz deje de hacer su agosto”, sentenció.

“El Cachorro” pidió turno en tribuna. Su enojo se notaba en su rostro y voz.

“No se te olvide de dónde vienes. No escupas para arriba”, le soltó a Prieto, recordándole su pasado panista.

El morenista regresó para aclarar que no le debe nada al PAN, porque fue diputado federal ganando una elección interna.

“Ya luego me fui del PAN porque no me gustó su forma de gobernar. Pero chéquense, ahí entre ustedes hay puros expriistas. No tiene nada de malo que me haya ido a otro partido”, mencionó.

En ese punto, la exmorenista y ahora panista matamorense Leticia Sánchez Guillermo se subió a tribuna sin autorización del Presidente de la Mesa Directiva, para contestarle a Prieto que “en Morena hay una descomposición total”. Tuvieron que cerrarle el micrófono.