Se calienta la estufa

0
239
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Ayer en el Pleno del Congreso del Estado se calentaron los ánimos.

Las dos bancadas con mayor número de diputados se volvieron a enfrentar por sus ideologías y creencias políticas. Defendieron a sus jefes y aprovecharon todo espacio para agraviarse y denigrarse.

¿El pueblo? Ese es lo de menos. Lo principal son sus partidos y su creciente adversidad.

Sus planes y proyectos van enfocados a enfrentar al enemigo y no para beneficiar a quien los puso ahí con su voto (incluidos los pluris de ambas bancadas).

Se entiende que en un parlamento, las discusiones y debates suban de tono, pero estos han confundido la tribuna con un ring de box.

Y ahí están: los fajadores, los estilistas, los golpeadores y los mixtos.

Hay, incluso, algunos sparrings que no saben ni a qué suben a la tribuna legislativa. Solo gritan, pegan y luego se esconden.

“El Cachorro” es un mixto. Lo mismo pega, que deja al contrincante que haga lo suyo. Aunque sus jab’s solo hacen que se enoje el adversario y no los noquea.

Por parte de Morena, son como fajadores, que privilegian el combate a corta distancia de su adversario y los intercambios de golpes. Pero igual, no hacen daño. Solo cansan.

El asunto es que en cualquier oportunidad, todos, salen a buscar el nocaut. Aunque siempre queda en decisión dividida.

Pero el asunto es que cada vez se calientan más y más los ánimos.

Prenden la estufa, ponen el sartén o la olla, la dejan calentar, y una vez hervida, la buscan, no para comer la sopa, sino para aventársela mutuamente a ver quién sale más quemado.

La 65 Legislatura apenas está dando visos de lo que será, al menos en su primer año de gestión.

Golpes bajos, hook’s, juegos de pies, golpes de conejo, ganchos y jab’s. El trabajo parlamentario quedará a un lado.

Lo que hacen es para fregar al rival, no para favorecer con leyes y reformas a la gente. Lo que hacen es pelear y olvidan su trabajo legislativo.

Estamos viendo, pues, no un recinto parlamentario, sino una arena boxística que a nadie beneficia, ni siquiera a ellos mismos.

Veremos qué sucede, pero por lo pronto la estufa está bien caliente y no hay nadie que se anime o quiera apagarla.

A ver si no se incendian.

EN CINCO PALABRAS.- Y no faltan los ignorantes.

PUNTO FINAL.- “Confunden pelea con lucha”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata