¿Cómo reconocer al amor de tu vida?

0
41
Pérez Ávila.
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

El Contador Tárrega

(Reflexión de Daneyda Ramírez, la alumna que me ayudó a grabar el audio del mensaje “Diálogo premortal”).

“Esa pregunta me surgió el día que ayudé con un audio al Contador Tárrega, en el cual participé representando la voz de su amada esposa al poco tiempo de su partida.

En mi mente mil cosas pasaron, pero lo que más resonaba eran dudas sobre el momento en el que las almas de sus dos corazones se unieron, ¿cómo fue que se reconocieron al punto de jurarse amor eterno? No entendía, ¿casualidad o destino?, y… ¿por qué, al pasar los años, no se pudo quebrantar ese amor?, ¿qué tiene que hacer un alma para que otra nunca la olvide?

Al pasar los días ninguna duda se aclaraba, incluso traté de recordar cuando, de su propia voz, el contador me contó su experiencia al lado de su esposa. Fue muy difícil entender cómo se había entregado a ella por decisión propia y, a pesar de tener la oportunidad de romper su fidelidad en distintos momentos de la relación, jamás fue capaz de hacerlo.

Comencé a creer que todo era cuestión de suerte o, incluso, que nunca se estaría lo suficientemente seguro de que alguien es el amor de tu vida, sino que era una decisión recíproca que debía renovarse cada día y alimentarse para poder continuar sin flaquear. Sinceramente, no creía estar equivocada y tal vez existía algo de verdad en ese razonamiento. Después de leer el llamado “Diálogo Premortal” mi perspectiva cambió por completo y más incógnitas vinieron a mi cabeza. ¿Será que nuestras almas se conocen antes de llegar a la Tierra?, ¿si, al final, el destino de dos almas es estar juntas, qué objetivo tienen tantos obstáculos? Y así muchas otras interrogantes que hasta el día de hoy continúo intentando que alguien allá arriba me responda.

Actualmente no tengo una respuesta certera, solo una reflexión creada desde una perspectiva muy personal y a través de un poco de inspiración de una joven inexperta, aún en la fase de introducción a la vida, y bien… No se sabe, no existe una fórmula para descifrar al amor de tu vida, algunos, como el Contador, reconocen a su alma gemela tan pronto como la ven; otros, podrán pasar años y jamás conocerán a su amor. Muchos, lo tendrán a un lado y jamás se darán cuenta o preferirán nunca intentarlo.

La historia de amor de la princesa y el tunante es un claro ejemplo de que en el amor no existe perfección, que no es posible forzar nada y, sobre todo, que no existen spoilers sobre las películas del futuro, lo único que se vive es el “hoy”; a pesar de los planes y los deseos, Dios prepara nuestra vida a su antojo, nuestras decisiones solo cambian un poco la historia, sin embargo, el destino es el mismo, y toda historia tiene su final.

No sé exactamente qué pasará con mi vida, no entiendo mi propósito aquí, todo el tiempo tengo miedo de cambiar la historia y no cumplir con las expectativas del Padre. Confieso, no me es posible cumplir con mis expectativas siempre y eso ocasiona algunos días oscuros, pero me es grato externar que una de las cosas que me motiva es robarme un poco de fuerzas de las historias de éxito ajenas, como las del libro “El Mensaje en la Botella”, siempre provocan una reflexión y supongo que quienes lo han leído saben de qué hablo, leer uno de esos mensajes reconforta el corazón y sana las heridas.

No tengo idea de cuánto tiempo más tendremos la dicha de continuar obteniendo más mensajes del Contador Tárrega, pero espero que sean muchísimos más, todo depende de este último obstáculo y de la ayuda de todos los que lo apreciamos, pues a simple vista se puede ver un hombre fuerte y capaz de enfrentar cualquier adversidad, no necesito mencionarlo, su vida habla por sí sola; sin embargo, se fue el motor de su alegría y solo hay que ver a través de esos ojos, en los que se refleja una tristeza camuflada entre sonrisas y un poco de humor. Bien es sabido que el duelo de la muerte no es algo sencillo, pero nadie sabe lo que hay detrás de cada audio destinado a la princesa, existen algunas lágrimas y varios suspiros de dolor que conmueven a su autor, debido a ese amor tan fuerte que lo enlaza con su amada y logra estremecer la piel, como si las almas se gritaran que se extrañan al mismo tiempo, es algo espectacular que tuve la dicha de vivir y, aunque sé que añoran estar juntas de nuevo físicamente, la conexión espiritual es tan fuerte que aún se logra sentir y espero que siga siendo motivación para continuar “sobreviviendo” como alguna vez me dijo. Como en su mensaje lo menciona, aún hay cosas por hacer aquí en la Tierra y me llena de alegría ver el amor tan inmenso que todos estos años acumuló, y que está siendo repartido a todos los participantes de su vida a través de sus escritos y visitas, que al mismo tiempo también le sirven para continuar despertando cada día.

Profe Chuy, respecto a lo que a mí concierne, no sé exactamente cuál sea el objetivo de los obstáculos en mi vida, pero lo que sí sé es que debo de prepararme para hacerles frente cuando se presenten, que no se trata de no caer, se trata de levantarse y saber utilizar mis herramientas para salir adelante y eso lo sé, en gran parte, gracias a usted.

Hoy no sé mi destino, mañana tampoco lo sabré, por eso vivo el ahora y me preparo constantemente para ser el mejor amor de la vida de esa alma gemela que, si la encuentro, espero valorarla tanto y prometo cuidarla como un Guerrero de por ahí, que protegió a su Princesa del Lobo hasta el último día”.