Homenajean a ‘El Oso’ Hinojosa Ochoa

0
146
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Diego López Bernal.-

“Quienes integramos la generación 1964-1970 de egresados de Tamatán nos sentimos muy orgullosos por haber convivido con ‘El Oso’, como coloquialmente lo conocíamos, una persona excepcional que dejó huella en Nuevo León y Tamaulipas, estados donde hizo una gran labor”.

Mensajes como el anterior proliferaron durante el homenaje que colegas, amigos y familiares realizaron en memoria de Luis Humberto “El Oso” Hinojosa Ochoa, en donde develaron un busto del reconocido maestro fallecido recientemente.

Recordado por su generosidad y entrega a los demás, “porque fue un ser humano que vivió para servir con una clara misión en la tierra, ayudar a sus semejantes, pero sobre todo, apoyar a quien más lo necesitaba”, los reunidos recordaron a “El Oso” Hinojosa en la escuela que lleva su nombre, en esta Ciudad Capital, el pasado martes 16 de noviembre.

Elaborado por el arquitecto Jacobo Gattás, las personas reunidas presenciaron la develación del busto de quien además de profesor fuera un activista social; posteriormente se contaron anécdotas y gratos momentos vividos.

En el homenaje se destacó el orgullo que sentía por su familia, por su amada esposa Oly, sus hijos Luis Humberto, Huymar Nelson y Paloma, “a quienes guió con mano firme, pero a la vez con mucho amor; y qué decir de su gran debilidad, sus hermosos nietos que tanto amó”, señalaron familiares presentes.

“Cuántas veces fuimos testigos de la amistad que lo ligaba con el bolero, el invidente, el vendedor de periódico, el mecánico, el peluquero, la señora de las flores o la que elaboraba bordados a mano, que adquiría solo para ayudar en la economía de aquella familia, los limpia parabrisas, el minusválido, gente humilde y necesitada que él tantas veces hizo felices, ayudándolos con algo que les permitiera llevar alimentos a la mesa de sus hogares”, agregó otro de los presentes.

Ese era Luis Humberto, ese era su lado humano, quien no tenía el menor reparo en ayudar a todo aquel que sabía que lo necesitaba; “hasta siempre querido hermano, que el aplauso y el reconocimiento sea hasta el cielo, para este gran líder, Luis Humberto Hinojosa Ochoa”, puntualizó de manera sentida otro de los oradores en este homenaje.