El 2022, entre la guerra y la paz

0
134
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Avanza el proceso interno de los partidos políticos de cara a la selección de sus candidatos.

Por el PAN se aventaron un volado.

Decidieron escoger entre la caña y la jaiba. Entre águila y sol.

La moneda está en el aire, pero, al parecer, podría caer con el águila hacia arriba. Esa moneda podría caer entre el 14 y 16 de diciembre.

La parte estatal, al parecer, está convenciendo a la parte nacional de las bondades de la caña de azúcar. Aunque estos siguen prefiriendo el caldo de jaiba.

Por el lado guinda, todo haría suponer que incorporan a dos figuras más. Una de ellas es José Ramón Gómez Leal, quien por cierto arreció actividad a través de un call center que hace llamadas telefónicas para hacerle ver a la gente toooooodo lo que el reynosense ha hecho.

Pero tiene que ir una mujer, y esa no será otra que la dama de Nuevo Laredo. Ambos no tienen muchas posibilidades, pero existe la necedad de que sean seis los aspirantes, lo cual ha detenido el proceso de encuestas que se realizarán para determinar al abanderado guinda.

Y todo eso se podría definir, incluso, hasta el año que entra.

Hay voces que señalan que una vez entrado en ese proceso de los sondeos, habría declinaciones, sin embargo, no tiene sentido. Todos, a pesar de que algunos ya saben que no ganarán la estafeta, han dicho que no cederán su posición y que irán hasta el final.

Buscan posicionarse y, además, estar en la jugada de los consensos para ganar algo, ya sea para finales del 2022, si es que Morena gana, o bien, para una candidatura en el 2024.

Movimiento Ciudadano sigue firme con Arturo Díez Gutiérrez, quien no para de encabezar reuniones, de viajar por el estado y de platicar con diferentes sectores.

Se hablaba que Maki podría ser una bateadora emergente en MC en caso de que no sea elegida por los morenistas, pero esa especie ya fue rechazada por la propia dirigencia nacional del partido naranja.

En el Partido Verde quieren vender caro su amor.

Siguen trabajando en armar estructuras. No descarten que, incluso, podrían ir solos y postular a la exalcaldesa de Reynosa, quien de ir por ese partido les pegaría un susto.

Los que prenden sus veladoras para que eso suceda son los panistas, quienes creen que Maki dividiría los votos de Morena, y ellos serían los beneficiados con esa posición.

El 2022 avanza en pleno 2021. Sigue sin haber un claro favorito.

EN CINCO PALABRAS.- Ya ni llorar es bueno.

PUNTO FINAL.- “Donde hubo pan, migajas quedan”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata