El 2022 y el destino del cabecismo

0
166
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Diego López Bernal.-

Al interior de PAN se habla cada vez con más insistencia que ya sea “TRUCO” VERÁSTEGUI o CHUCHO NADER el candidato, una cosa deben de tener clara: Las posibilidades de ganar el cinco de junio próximo pasan por pintar su raya, desmarcarse o de plano dar por muerto el cabecismo.

¡Ah jijo! ¿De plano tendría que haber un rompimiento con el grupo político de CABEZA DE VACA? Este fue el rápido cuestionamiento a los analistas azules que soltaron la especie a bocajarro. La respuesta fue tan afirmativa y segura como que dos más dos son cuatro. ¡Carajo! No nos consideramos fans del cabecismo, pero tampoco pensamos que así fuera la visión de un gran sector de los panistas.

Y es que al interior de este partido aún existe mucho divisionismo; hay quienes acusan a las cabecillas del cabecismo de haber generado muchos desencuentros en Acción Nacional a lo largo de seis años, tantos, que muchos ya son irreconciliables y nada quieren saber de ellos. Su expectativa de hecho es que “TRUCO” o NADER sean auténticos cirujanos.

Es decir, los sentidos militantes que no tuvieron buena fortuna en el primer sexenio estatal panista en la historia de Tamaulipas esperan que tan pronto haya candidato se ponga de inmediato a hacer una operación cicatriz entre todos los grupos que conforman al PAN en la entidad. Y sin la unidad de esfuerzos difícilmente saldrán triunfantes en el 2022.

Ahora bien, al cuestionarles sobre la figura de FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA sobran los elogios y se esconden los señalamientos. Es comprensible, el de Reynosa aún es el líder estatal y tiene todo el poder en su partido, así que en el caso de una anhelada transición interna del cabecismo a otra corriente no se puede cometer el error de señalar al líder.

“Oiga –interrumpe un intrigado espectador– me había quedado en que eran tres los finalistas en el PAN para ser candidato a gobernador; ¿pos qué pasó con PEÑA?” Pues mire, esta misma semana trascendió que el diputado federal ya de plano se bajó de la puja interna, dejando en el camino a los dos ya mencionados.

Por cierto, de esos tres solo a GERARDO PEÑA FLORES se le considera cabecista, pues NADER y VERÁSTEGUI son cabezas de grupo los dos, por lo que los comentarios de los analistas panistas toman aún mayor sentido. Es decir, la continuidad del cabecismo en el Gobierno de Tamaulipas estaría ya de plano cancelada.

Y pues así andan las cosas en el PAN. Estos comentarios van dedicados a quienes nos han observado que hemos estado más al pendiente de MORENA que de su partido, ante lo cual una solicitud de su visión del escenario panista bastó para poder hablar de Acción Nacional, sus aspirantes y los posibles obstáculos que se les presentan.

Claro, lo hemos dicho hasta el cansancio. Morena les ha ganado los reflectores con su proceso interno, que tiene máxima publicidad tanto por ser el primero en activarse como las expectativas de quienes no quieren a Acción Nacional, entre los que se cuentan a esas corrientes resentidas con el cabecismo. Veremos si con el tiempo se regresan al redil.