NASA lanza con éxito la nave DART para desviar un asteroide

0
31
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La nave espacial de la NASA DART despegó a las 10 de la noche con 21 minútos hora local, desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, a 241 kilómetros de Los Ángeles, a bordo de un cohete Falcon 9 propiedad de SpaceX, con destino al asteroide llamado “Dimorphos”.

La carga útil del DART, se liberó del propulsor unos minutos después del lanzamiento para comenzar un viaje de 10 meses al espacio, a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

La nave espacial de la NASA busca impactar directamente al asteroide llamado “Dimorphos”, que circula a una velocidad de 24 mil kilómetros por hora, golpeándolo lo suficientemente fuerte como para cambiar su trayectoria orbital.

La misión de DART, siglas de Double Asteroid Redirection Test (o prueba de redirección de un sistema doble de asteroides) tiene como objetivo demostrar la teoría del impacto cinético, un método para desviar asteroides de su órbita estrellando una nave contra el cuerpo en cuestión.

Para probarlo, la NASA ha elegido el sistema binario Didymos, formado por dos rocas espaciales, una más grande, de 780 metros de diámetro; y otra más pequeña, de unos 70, llamada Dimorphos, y que orbita como una suerte de luna a su compañera.

La nave espacial de la NASA DART despegó a las 10 de la noche con 21 minútos hora local, desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, a 241 kilómetros de Los Ángeles, a bordo de un cohete Falcon 9 propiedad de SpaceX, con destino al asteroide llamado “Dimorphos”.

La carga útil del DART, se liberó del propulsor unos minutos después del lanzamiento para comenzar un viaje de 10 meses al espacio, a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

La nave espacial de la NASA busca impactar directamente al asteroide llamado “Dimorphos”, que circula a una velocidad de 24 mil kilómetros por hora, golpeándolo lo suficientemente fuerte como para cambiar su trayectoria orbital.

La misión de DART, siglas de Double Asteroid Redirection Test (o prueba de redirección de un sistema doble de asteroides) tiene como objetivo demostrar la teoría del impacto cinético, un método para desviar asteroides de su órbita estrellando una nave contra el cuerpo en cuestión

Para probarlo, la NASA ha elegido el sistema binario Didymos, formado por dos rocas espaciales, una más grande, de 780 metros de diámetro; y otra más pequeña, de unos 70, llamada Dimorphos, y que orbita como una suerte de luna a su compañera.