¡Sorprendente! Por primera vez un hombre recibirá prótesis ocular impresa en 3D

Será parte de una intervención médica histórica al ser seleccionado como el primero del mundo al que se le implantará una prótesis ocular impresa con tecnología 3D

0
34
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Un paciente de Londres, Inglaterra, Steve Verze, será parte de una intervención médica histórica hoy al ser seleccionado como el primero del mundo al que se le implantará una prótesis ocular impresa con tecnología 3D, informó el hospital de la capital británica que lleva a cabo la operación.

Será la primera persona del mundo en recibir un ojo impreso en 3D creado completamente de forma digital”, afirmó el Moorfields Biomedical Research Centre en un comunicado.

El hospital indicó que la utilización de la impresión en 3D debe reducir a la mitad el proceso de fabricación de la prótesis, que en la actualidad tarda seis semanas.

Verze, un ingeniero londinense en la cuarentena, señaló que necesita una prótesis desde los 20 años, y siempre se ha sentido acomplejado por ello.

Agregó que “cuando salgo de casa, a menudo me miro en el espejo y no me gusta lo que veo”. Según él, “este nuevo ojo”, que pudo probar a principios de noviembre, “es fantástico y (…) sólo puede ir a mejor”.

Actualmente los implantes acrílicos requieren que se haga un molde de la cuenca del ojo previamente, un procedimiento engorroso, especialmente para los niños, antes de colocarlos y pintarlos.

Con la versión en 3D, basta con un simple escaneo. Un programa informático elabora un modelo en tres dimensiones y los resultados se envían a una impresora en Alemania, que produce el ojo en dos horas y media. Más rápido de hacer, este ojo falso también parece más natural, ya que permite que la luz pase a través de toda su profundidad.

El profesor Mandeep Sagoo, oftalmólogo del hospital, dijo que esperan que este ensayo clínico les proporcione pruebas sólidas del valor añadido de esta nueva tecnología y de la diferencia que supone para los pacientes. Está claro que tiene el potencial de reducir las listas de espera.

Según la Moorfields Eye Charity, más de 8 millones de personas en todo el mundo tienen una prótesis ocular, debido a una deformación, enfermedad o traumatismo. La organización señala que las técnicas de fabricación han cambiado poco en los últimos 50 años.

 

Con información de: milenio.com