Sumidos en la crisis

0
56
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

 Clemente Castro González.-

Tal vez nunca en la historia del PRI en Tamaulipas se había dado una revuelta interna tan intensa y continúa en contra de la dirigencia estatal, como la que ahora anima un grupo liderado por LUIS ENRIQUE ARREOLA VIDAL y en el que también participa la Secretaria general del partido, MAYRA OJEDA CHÁVEZ.

Recordamos un episodio escenificado por MAURICIO CERDA GALÁN al inconformarse porque no lo eligieron para encabezar al tricolor en el estado y le dio por formar lo que denomino “presidencia alterna”, algo que fue más bien acto simbólico para justificar una rebelión en contra de su instituto, al que tardó tiempo en verle cierta vertiente reñida con la democracia.

Un suceso más se dio el año 2017 cuando OSCAR LUEBBERT GUTIÉRREZ y un grupo de sus seguidores intentaron hacerse de las riendas de su instituto pero la mayoría de delegados priistas le cerraron el paso al reynosense y apoyaron al SERGIO GUAJARDO MALDONADO.

Se comenta que a ello contribuyó la línea del PAN-Gobierno que no quería batallar con el político priista dada su postura crítica hacia la actual administración estatal.

Al fin de cuentas LUEBBERT no se apartó de la institucionalidad y aceptó el resultado de la votación, retirándose con su capital político dado que recibió el aval de 181 delegados contra 256 que se manifestaron a favor de SERGIO.

En realidad los problemas serios del priismo tamaulipeco empezaron con la muerte de RODOLFO TORRE CANTÚ (Q.E.P.D.), días antes de que se diera la elección para gobernador de la entidad.

Y si bien ganaron la contienda los del tricolor, los grupos de interés que se mueven en el partido empezaron a generar división doméstica lo que, a la postre, derivó en la pérdida de la gubernatura, en el 2016, ante el PAN y teniendo como candidato al actual mandatario, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

A partir de ahí se ahondó la debacle del Revolucionario Institucional que ha llegado a su punto más álgido en la antesala de la contienda electoral, que tendrá lugar el próximo año.

El tema que divide a los priistas no viene de su interior sino es producto de la alianza que se da en el ámbito federal entre los partidos PAN, PRI y PRD para enfrentar a Morena y aliados en el Congreso de la Unión y en los comicios.

Precisamente esto pretende bajar a tierra cueruda el grupo liderado por ARREOLA y OJEDA y ven en EDGARDO MELHEM a alguien que les pone freno con el argumento de que, lo de la alianza, es un asunto que corresponde resolver al Comité Ejecutivo Nacional PRI.

En el fondo lo que persiste es la resistencia de EDGARDO y no pocos priistas de entregar el PRI al PAN para las elecciones, debido a que estarían apoyando el proyecto de los que han sido sus verdugos.

Por el lado de ARREOLA y MAYRA, pese a que lo niegan, se menciona que son movidos desde el Gobierno estatal para presionar por la alianza y hacer a un lado a MELHEM SALINAS que les estorba en cuanto a ese propósito.

Los “rebeldes “traen, entre sus peticiones, no solo que su guía deje la presidencia sino que también solicite licencia a la diputación para que lleve a cabo su defensa legal.

El asunto es que le abrieron un frente legal y político al jerarca priista mediante acusaciones sobre el manejo de recursos del organismo y hasta violencia por condición de género.

Lo que pretenden atajar los contrarios a MELHEM es que el priismo que representa haga causa común con Morena, algo que ya está haciendo su legislador en el Congreso local.

De hecho OSCAR LUEBBERT, uno de los que se oponen a la alianza con el PAN, declaró que si el candidato de Morena es el Delegado Federal, RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA el lo apoyaría.

Cambiamos de escenario para comentarles que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, ARMANDO ZERTUCHEZ ZUANI, se sumó a la petición para que a los compañeros de su partido a los que se liga con los empresarios CARMONA ÁNGULO, uno de los cuales fue ultimado, den su versión sobre qué tipos de vínculos sostuvieron con ellos.

Sostuvo que “es más importante que se transparente todo éste caso y llegar al verdadero fondo de todo lo que esta pasando en ese tema”.

El punto es que los morenistas a los que se les liga con los CARMONA hasta ahora han guardado silencio, entiéndase los legisladores ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO y AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y hasta el propio líder nacional de Morena, MARIO DELGADO CARRILLO.

Desde luego que no salir a enfrentar la situación no es algo que abone a la imagen de su partido y de los señalados.

El que reaccionó con prontitud para evitar que lo “embarren” es GONZÁLEZ VALDERRAMA y no soló hizo declaraciones sino que mandó un texto aclaratorio a un periódico nacional que lo citó de manera tendenciosa.

“(…) Niego alguna relación política, comercial, o financiera con las empresas de la familia Carmona”, precisó.