Descarta López-Gatell cierre de frontera por nueva cepa Ómicron

López-Gatell consideró que hasta el momento no existe evidencia sobre los riesgos de alta virulencia de la nueva cepa de Covid-19

0
39
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Ante la aparición de la variante Ómicron y contrario a las precauciones que han tomado algunos países europeos, africanos y de América Latina, México no cerrará sus fronteras, precisó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

López-Gatell consideró que hasta el momento no existe evidencia sobre los riesgos de alta virulencia de la nueva cepa de Covid-19 por lo que la información que ha surgido en los últimos días es desproporcionada.

Señaló que los cierres de fronteras poco ayudan a la contención de la enfermedad y por el contrario afectan el desarrollo económico de los países y el bienestar de sus habitantes.

El funcionario indicó que las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos. La información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada respecto a lo que muestra la evidencia científica existente

Explicó que hasta el momento no se tiene un registro amplio sobre que Ómicron tenga una mayor transmisiblidad que otras variantes descubiertas como Delta.

Negó también tener datos sobre que Ómicron sea más resistente a la respuesta inmunitaria producto de las vacunas.

López-Gatell señaló que Ómicron es la más reciente variante de preocupación del SARS-CoV-2; algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas. No se ha demostrado que sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas.

La detección de una nueva variante del coronavirus en Sudáfrica, identificada como B.1.1.529, preocupa a la comunidad científica porque presenta una amalgama de más de 30 mutaciones que, si bien algunas ya se habían observado en otras variantes, como la beta, esta es la primera vez que se ven juntas.

 

Con información de: forbes.com