Desmiente López Obrador que sus hijos se beneficien de programa Sembrando Vida

Desmintió un reportaje que acusa a sus hijos mayores de beneficiarse del programa social de reforestación Sembrando Vida

0
30
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, desmintió un reportaje que acusa a sus hijos mayores de beneficiarse del programa social de reforestación Sembrando Vida y aseguró que esto es solo un intento de “manchar a su Gobierno”.

El mandatario sostuvo que lo que plantean en el reportaje (…) no es cierto. Sostuvo que hicieron una investigación mentirosa, sin fundamentos para buscar mancharlos con la máxima de la calumnia del periodismo de ‘lo que no mancha, tizna’.

El mandatario respondió así a una investigación publicada en donde se reveló que el empresario Hugo Chávez Ayala, cercano a la familia de López Obrador, asesoró el programa Sembrando Vida en Tabasco.

La publicación asegura que el empresario busca beneficiarse con la exportación de cacao que se siembra en el estado por el programa.

Y reveló que Chávez Ayala colabora también con la Finca El Rocío, la cual es propiedad de los hijos del presidente, dedicada a la siembra de cacao criollo para la producción de los productos gourmet de su empresa Rocío Chocolate.

Señaló que el terreno que tienen sus hijos son 52 hectáreas, con unas 16 hectáreas cada uno, y aseguró que son una herencia.

“Desde entonces sembraron árboles maderables, luego cacao, en el sexenio pasado les ofrecieron créditos, no tiene nada qué ver con el programa Sembrando Vida”, aclaró.

Recordó que el programa fue ideado y creado por él mismo y que el objetivo del mismo es la reforestación, por lo que no tiene la intención de surtir materia prima a la empresa de sus hijos.

“No, ese programa salió de aquí, de esta cabeza, no está copiado de ningún lugar del mundo”, insistió.

Sembrando Vida es un programa gubernamental mexicano, uno de los proyectos insignia del sexenio de López Obrador, plantea la reforestación de un millón de hectáreas y el apoyo económico a los campesinos participantes.

Ha sido criticado por organizaciones ambientalistas que han advertido que carece de criterios ecológicos y podría causar efectos adversos en bosques y selvas.

No obstante, el presidente mexicano ha defendido el proyecto y ha asegurado que es “el más importante programa de reforestación del mundo”, el cual invierte 1.300 millones de dólares para que los campesinos siembren árboles.

 

Con información de: lopzdoriga.com