Un abrazo con el Pino Gordo

0
58
Ambrocio López Gutiérrez
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ambrocio López Gutiérrez

Aprovechando las vacaciones decembrinas nos dimos la oportunidad de recorrer algunas comunidades de los alrededores de esta capital comenzando en el ejido La Asunción, municipio de Jaumave, ubicado en la sierra madre y que se caracteriza por su hermosa vegetación. Luego de consumir un emparedado y una flauta, acompañados de Alfredo y Antonio, miembros de esa comunidad forestal, hicimos una interesante caminata por el caserío y por un poblado bosque de pinos añosos respirando aire puro a más de dos mil metros sobre el nivel del mar.

 

Antonio dice que pasó su niñez en La Chona, como le dicen cariñosamente al ejido, y conoce todos los rincones interesantes; bajo su guía estuvimos en un antiguo estanque donde cuenta que la gente iba por agua y, por estar alejado del caserío, fue durante muchos años el lugar favorito de las parejas jóvenes que aprovechaban lo hermoso del paisaje para irse conociendo. También nos enseñó a lo lejos el Cañón de los Suspiros que se ubica entre dos montañas donde, cuenta la leyenda, acampaban las parejas cuando se daban cuenta que ya nadie los perseguía. Según los ancestros de nuestro improvisado guía, en esas montañas no hubo janambres ni pisones; estuvo poblado por indios huachihiles quienes habitaron entre San Luis Potosí y Tamaulipas.

 

Muy cerca de la antigua escuela, en medio del bosque, visitamos el Pino Gordo donde Antonio y Alfredo nos sugirieron que abrazáramos el viejo árbol (tiene más de 200 años de edad) y que le contáramos nuestras penas o nuestros pecados porque los antiguos pobladores eso hacían para disipar sus angustias y preocupaciones. Presumo de no ser supersticioso pero abracé al Pino Gordo, le conté algunas cosas que me hacían ruido, nos tomamos fotografías y me sentí muy aliviado. Luego pasamos a un antiguo depósito de agua potable donde conocimos las iguanas azules. Habíamos viajado por dos horas para recorrer en camioneta de doble tracción una veintena de kilómetros hasta La Asunción; luego de disfrutar de la visita estábamos listos para el descenso.

 

Al día siguiente, acompañado de la doctora Clara, estuve en Nuevo Padilla visitando la parroquia de San Antonio de Padua que es casi una réplica de la que estaba en el viejo pueblo que fue inundado por las aguas de la presa Vicente Guerrero. Recorrimos a pie las limpias y anchas calles padillenses, compramos pan de la calle Zaragoza; nos fuimos hacia La Soledad, El Barretal y paramos en El Carmen donde conocimos la iglesia del mismo nombre y la ex hacienda. Ya para salir hicimos una parada para comprar naranjas en el puesto de doña Mary quien afirma que Güemes produce las mejores de la región y para demostrarlo partió y compartió una de las más jugosas.

 

AMÉRICO VILLARREAL Anaya fue el favorecido por las encuestas, pronto será ungido como precandidato a gobernador, cumpliendo los requisitos de ley será el abanderado de MORENA para ese cargo y es el aspirante con mayores posibilidades de llegar a la titularidad del poder ejecutivo estatal. Otros que aspiraban como la reynosense Maki Ortiz Domínguez y el tampiqueño Rodolfo González Valderrama le felicitaron casi de inmediato demostrando con eso que el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene la unidad para garantizar el triunfo en la mayoría de las entidades donde habrá relevo constitucional.

 

Es impresionante notar como el anunció de la inminente postulación de AVA provocó la suma de muchas personas en toda la entidad y en Ciudad Victoria fue evidente que las clases medias acomodadas también se sienten representadas por el cardiólogo quien tiene las mejores condiciones políticas para alzarse con una victoria contundente ante cualquiera de los aspirantes de otras organizaciones. Dentro del PAN hubo voces que elogiaron el procedimiento de MORENA para seleccionar al virtual precandidato y el alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah no tuvo empacho en pronunciarse para que el blanquiazul replique el método morenista en el que se consulta a la población en forma abierta y se evita que haya decisiones unipersonales