Controlan la langosta asiática en cultivos

0
74
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
La manga de la “langosta” asiática se ha podido controlar hasta ahora en huertas de cítricos y cultivos de maíz en sembradíos de Abasolo, Padilla, Casas, disminuyendo la amenaza de que se extienda hacia otros lugares.

Se trata de una plaga, cuya especie es conocida también como de grandes “chapulines” que con facilidad pueden volar o brincar de una zona a otra, devorando las hojas verdes de las huertas, de cultivos e incluso, forraje, confirmó Ariel Longoria García.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), detalló que la manga se ha encontrado en los alrededores de Villa de Casas, cerca de la presa Vicente Guerrero y en menor longitud en la sierra de esa región donde se ha podido ingresar para el combate de la plaga.

“Otra manga detectamos por el lado de Padilla, en el ejido San Patricio, también en ejidos dónde ha habido reportes de los productores de que tienen ese problema, toda vez que hay que ponernos en alerta para que todos puedan checar sus predios y que nos avisen primero que nada para que no se salga de control”, señaló.

De afectaciones a huertas o cultivos en desarrollo, indicó que hasta ahora no hay una cuantificación, dado que la presencia de la “langosta” asiática apenas empezó a detectarse de unas tres semanas a la fecha.

“Hemos hecho lo conducente, la hemos atacado, creo que ahorita lo que debemos estar haciendo es la prevención, a la hora que el productor nos de él aviso hacemos la visita, valoramos la situación y si en un momento dado se tiene que aplicar en ese mismo día se programa para la aplicación”, declaró.

De manera paralela, se le ha pedido al productor que si tiene un aspersor o algo con el que hace los trabajos en sus huertas lo pueda aportar para que de esa forma se ataque a la plaga, ante la amenaza de que se siga extendiendo.

Una manga de la “langosta” puede devastar y comer toneladas de vegetación al día, destruyendo cultivos de maíz y frijol, pastura, platanares, plantíos de frutas y hortalizas, además de provocar la contaminación de las aguas.

La manera de combatirla es por la noche, dado que al día siguiente vuelve al consumo de hojas verdes.