julio 19, 2024
Publicidad
diciembre 28, 2021 | 133 vistas

Por Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El avance que pudiera tener Ómicron, nueva cepa del covid-19, en las próximas semanas, pudiera modificar el esquema de planeación que tiene la Secretaría de Educación, para el regreso a clases presenciales el siete de febrero de 2022.

De hecho, en materia de salud cambia las condiciones para la sociedad en general, al desconocerse hasta ahora un plan de contingencia o estrategia para prevenir posibles contagios, consideró Miguel Ángel Tovar Tapia presidente de la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia.

Hasta ahora, la fecha para el regreso a clases presenciales para maestros, alumnos, directivos y padres de familia por parte de la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) sigue firme para el siete de febrero de 2022, indicó.

Y aun cuando no existe planteamiento, estrategia o proyección por la variante, estimó que posiblemente se implemente después de la segunda semana de enero, dependiendo del avance que tenga la nueva variante del covid-19.

“A todas luces no existe estrategia para contener al interior de las escuelas tema de salud, por esto hay que estar atentos a lo que dicte la Comisión Estatal de Seguridad y Salud en las próximas semanas” consideró Tovar Tapia.

Hasta ahora, comentó que las únicas recomendaciones, a manera de prevención por parte de la Secretaría de Salud, es que en estas fechas sea menos la afluencia de personas a reuniones de tipo social de tipo masivo y que de preferencia, sea solo familiar.

Es decir, que por la nueva variante Ómicron, la gente evite ir a eventos masivos en lugares cerrados, para evitar que pudiera haber un incremento en el número de contagios de esta cepa, de la que apenas se tienen ciertos casos sospechosos.

Tovar Tapia no descartó que en las próximas semanas pudiera venir algún pronunciamiento de la autoridad para una nueva modalidad de cuarentena, a efecto de salvaguardar la integridad física de las personas.

Para el eventual regreso a clases presenciales, convino que podría tomarse una decisión dependiendo de los casos de Ómicron, en las primeras semanas de enero.

Comentarios