Diferencias de Chucho y Maki cancelan tercera opción

0
306
Fernando Acuña Piñeiro.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Ambos representan a los dos polos poblacionales más preponderantes del Tamaulipas urbano.

Coincidentemente sus respectivos liderazgos políticos se quedaron con ganas de ser candidata y candidato al gobierno de Tamaulipas. Aunque es muy difícil que ambos lleguen a unirse, pues mientras que la reynosense fue la cenicienta del sexenio azul, el tampiqueño fue el alcalde favorito del gobernador.

Una hipotética alianza entre estos dos protagonistas del Tamaulipas actual, pudo haber enviado la elección del 2022 a tercios. Sin embargo, de acuerdo con lo que estamos viendo, la polarización Morena-PAN, será inevitable. Y este fenómeno afectará mucho al panismo en el poder.

Pese a lo anterior, la opinión pública sigue expectante sobre las decisiones de Maki y de Chucho, porque en la ruta hacia la elección de junio, sus posibles acciones y el color a favor del cual van a operar, aun se ubica en el terreno de la incertidumbre.

Hace algunos meses, en entrevista con el alcalde Chucho Nader le preguntamos que si sería posible una alianza suya con la ex alcaldesa, y líder moral de Reynosa Maki Ortiz Domínguez.

La respuesta inmediata, fue en el sentido de que, con Maki no quiere nada, pues ella no es leal y no es capaz de garantizar pacto alguno.

Es probable que, ambos políticos, recuerden que en el pasado el que los unió fue Felipe Calderón. Chucho y Maki son identificables por sus viejas ligas calderonistas, y al igual que la pareja Calderón-Zavala, hasta cierto punto están decepcionados del PAN.

El problema aquí, es que, en determinado momento de que hubiese un diálogo entre ellos, difícilmente alguno de los dos cedería en favor del otro el privilegio de ser candidata o candidato a gobernador.

Existen dos hipotéticas salidas para estas dos relevantes figuras del resentimiento panista. Si llegasen a un acuerdo, de su alianza podría salir una candidatura independiente que para nuestro gusto, afectaría más al PAN del Truko y de Cabeza que a Morena.

Para despejar un poco las dudas, esta columna entrevistó brevemente al alcalde porteño Jesús Nader y cuando le preguntamos cuál será su actitud sobre las decisiones que se han tomado en las alturas del PAN cabecista, nos dijo que no va a impugnar, que no quiere problemas, y que se dedicará a trabajar por Tampico.

-¿Te vas a sumar a la candidatura del Truko?, le preguntamos.

Y la respuesta fue:

-Sí, lo haré próximamente, cuando sea el momento de hacerlo.

-Pero habrá muchos tampiqueños inconformes pues tú eras su candidato, le comentamos, y respondió: “sí sé que eso puede darse, pero yo cumpliré con mi parte, quiero concluir bien mi administración y aceptaré las decisiones que ya se dieron. Hay que darle la vuelta a la página.

-Algunos ven la posibilidad de que te unas a Maki Ortiz, le insistimos, y lo que le escuchamos decir fue una categórica enfatización en el sentido de descartar cualquier posibilidad de hacer equipo con la reynosense Maki.

Hasta aquí la entrevista con un Jesús Nader que, de entrada parece de lo más disciplinado en la interna, aunque, ni él ni nadie podría evitar que en su momento, los tampiqueños escojan una opción muy diferente al PAN.

Y es que para el electorado de la vasta zona conurbada del sur, según no comentan, más que partidos, lo que a ellos les interesaba hasta ahora, era que fuese un candidato oriundo de esa ciudad.

Hoy, cuando saben que ningún tampiqueño ha quedado como abanderado de la sucesión, se irán por la mejor opción, que para la gran mayoría de ellos, es la del precandidato de Morena Américo Villarreal Anaya. Se dice que AVA trae muy buen posicionamiento en la urbe jaiba, pues ha adquirido el compromiso de atender y de gestionar ante AMLO, dos de los problemas más visibles como son la economía y lo del agua.

La pregunta aquí sería la siguiente: ¿Qué ha pasado con ese gran conglomerado electoral del sur que en el 2016, le apostó todo por el PAN? La respuesta parece ser la siguiente: hay mucha gente de esta región que siente que los vientos de cambio no cumplieron con lo prometido.

En pocas palabras: en la próxima elección de junio,  el electorado de Tampico, podría cerrar la pinza de las urnas a favor de Morena y de su abanderado Américo.