Francia enfrenta huelga de maestros contra gestión de covid en escuelas

0
29
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Francia, entre los países con más días de escuelas abiertas durante la pandemia, vive este jueves una importante huelga de profesores, cansados de la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, a tres meses de las elecciones presidenciales.

Desde la vuelta al colegio el pasado 3 de enero tras la pausa por las fiestas de fin de año, el gobierno anunció hasta tres protocolos diferentes en las escuelas, exasperando a los maestros y recabando las críticas de la oposición.

El lunes por la noche, el primer ministro Jean Castex anunció el último protocolo, ligeramente más flexible para intentar, en vano, apaciguar la tensión. Los maestros mantuvieron la huelga, con el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, en la mira.

No solo el protocolo actual no protege a los alumnos, al personal y a sus familias, sino que desorganiza por completo la escuela”, apuntó el sindicato mayoritario en primaria, Snuipp-FSU, que llamó a la huelga el pasado viernes.

Cuando se detecta un caso positivo en una clase, el resto de alumnos deben realizar hasta tres autotest en casa para continuar asistiendo al colegio, sin necesidad de someterse a una primera prueba de antígenos o PCR como previamente.

Las medidas anteriores habían provocado largas colas ante farmacias de padres que en muchos casos abandonaron su trabajo para someter a un test a sus hijos, para que pudieran volver al día siguiente a clase en caso de dar negativo.

Casi 12 millones de pruebas de diagnóstico se realizaron así la semana pasada, un alza del 44%, según el ministerio de Sanidad. El aumento más significativo fue en el grupo de menores de 16 años, que pasó de 1 a 3 millones de media.

Francia, país de 67 millones de habitantes, registra un aumento de casos de covid-19 por la variante ómicron. El promedio de contagios diarios en los últimos siete días fue de 287 mil 603, en alza frente a la media de 198.200 en la semana anterior.

– “Las familias no entienden nada” –

Ante la situación, la mayoría de sindicatos secundaron el llamado del Snuipp-FSU, que cifró en 75% el porcentaje de maestros de primaria que harán huelga. El ministerio de Educación anunció por su parte un seguimiento del 38,5%.

La escuela permanecerá cerrada este jueves (…) No habrá acogida de niños”, rezaba un cartel en una escuela infantil del noreste de París. El colegio de primaria colindante solo abrió una clase en este frío jueves de invierno.

A pesar de que la huelga implica que los progenitores busquen soluciones para cuidar de sus hijos, recurriendo al teletrabajo o a niñeras cuando pueden, la principal federación de padres de alumnos, FCPE, apoya la protesta.

Las familias no entienden nada (…) Tenemos la impresión de que lo que se busca es una inmunidad colectiva. El protocolo actual no permite proteger a los niños”, dijo a la AFP Alice Gregorio, responsable de la FCPE en el noreste de París.

La huelga podría afectar a la imagen del presidente francés, Emmanuel Macron, que todavía no confirmó su esperada candidatura a la elección presidencial de abril y cuya estrategia pasa por mantener abiertas las escuelas durante la pandemia.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Francia cerró 34 días los colegios de primaria de enero de 2020 a mayo de 2021, menos que México (214), Brasil (178), Colombia (152), Chile (98) o España (45).

Pueden decir que las escuelas estuvieron abiertas, pero solo la mitad de las clases estuvieron llenas”, aseguró Gregorio, para quien la crisis del covid agravó la ya persistente falta de recursos de personal y materiales en las aulas.

Brice Tenturier, politólogo de Ipsos, indicó a la AFP que los franceses tienen hasta ahora una buena imagen de la gestión del gobierno de la crisis, pero advierte que, si la huelga es masiva, “este equilibrio podría romperse”.

Los eventuales rivales de Macron en la elección presidencial, de la izquierda radical a la extrema derecha, no tardaron en cargar contra su gestión, que provocó, según la derechista Valérie Pécresse, “un desorden y caos generalizado en la escuela”.

Con información de: infobae.com